Aceite esencial de lavanda, remedio natural para dormir bien

lavanda-dormir-bien

La lavanda es una planta medicinal de la que se obtiene un aceite esencial con multitud de propiedades. En un artículo anterior habíamos visto su uso como remedio natural para subir el estado de ánimo, hoy vamos a ver que la lavanda también es un buen remedio natural para dormir bien.

Los problemas del sueño, sin embargo, presentan una enorme complejidad y la lavanda puede no ser útil para resolver el inmsonio de todo el mundo. Se estima que el insomnio afecta a aproximadamente un tercio de los españoles en algún momento de su vida, y llega a convertirse en un problema serio y crónico en el 10-12%. Su incidencia aumenta con la edad y se estima que las mujeres entre 40 y 50 años son las que más lo padecen. El insomnio es un riesgo para la salud, aumentando el doble la probabilidad de padecer enfermedades cardiovasculares, gastrointestinales o hipertensión.

Quizás os interese:

Consejos para dormir bien

La lavanda (Lavandula angustifolia) es un arbusto permanente con inflorescencias de fores aromáticas de color malva agrupadas en espigas sobre un largo pedúnculo, natural de los países meditarráneos. Se empleó mucho en la Edad Media para esparcir por el suelo de las casas e iglesias para aromatizarlas, desinfectarlas y protegerlas de la peste.

Con fines medicinales se emplean las sumidades floridas y el aceite esencial de distintas especies del género Lavandula (Lavandula angustifolia, Lavandula officinalis, L. vera DC). Las sumidades floridas de la lavanda contienen aceite esencial, rico en monoterpenos, entre los que destaca el linalol.

Lavanda, remedio natural para dormir bien

Tradicionalmente la lavanda ha sido usada como digestiva, espasmolítica, antiséptica de las vías respiratorias y urinarias, analgésica y sedante. Tanto el aceite esencial de lavanda como el linalol, se comportan como sedantes y ansiolíticos, afectando la neurotransmisión y disminuyendo la tensión arterial.

Estos resultados son consistentes con distintos ensayos clínicos en los que se demuestra que el aceite esencial de lavanda mejora el sueño y los estados de ansiedad, como veremos a continuación.

La Comisión E ha aprobado el uso de la lavanda para tratar los estados de intranquilidad, insomnio y para los trastornos funcionales digestivos de origen nervioso. En forma de baños, para el tratamiento de los trastornos circulatorios funcionales.

El uso de la lavanda como remedio natural para dormir bien parece estar asentado dentro del conocimiento científico actual. En los documentos consultados se hace mención a un par de ensayos clínicos que avalan este punto, más allá de las propiedades farmacológicas del linalol y el aceite esencial, como se indicó antes.

La siguiente tabla nos presenta los ensayos clínicos realizados para evaluar las propiedades de la lavanda hasta el año 2007:

-estudios-clinicos-lavanda

En un ensayo realizado en el año 2005 (Goel et al.) sobre 31 voluntarios jóvenes se investigó la incidencia sobre la calidad del sueño de la inhalación del aceite esencial de lavanda; en el grupo de voluntarios expuestos a la inhalación de este aceite esencial se observó un incremento de las ondas lentas del sueño (sueño profundo), con aumento del estadio 2 y disminución del sueño REM. Por otra parte, los integrantes de este grupo relataron encontrarse con mayor vigor al despertar, a diferencia de los del grupo control.

Los resultados obtenidos en otro ensayo clínico (simple ciego, aleatorizado) también del año 2005 (Lewitt et al.) en el que se evaluó la calidad del sueño según la escala de Pittsburg (PSQI) pusieron de manifiesto que la aromatización del área de descanso con aceite esencial de lavanda producía un significativo descenso en la citada escala, lo cual indica una mejoría en la calidad del sueño.

Posología

La posología recomendada por la comisión E para la lavanda como remedio natural para dormir bien es:

  • Aceite esencial: 1 a 4 gotas (20-80 mg aproximadamente), por ejemplo añadidas a una infusión.

Advertencias

Debido a su contenido en taninos, la administración de la droga en forma de infusión puede agravar la gastritis y la úlcera péptica.

Fuentes:

  1. Fitoterapia. Vademécum de prescripción. Editores: Bernat Vanaclocha y Salvador Cañigueral
  2. Plantas medicinales para el insomnio. INFITO
  3. Tercer volumen de monografías publicado por la Organización Mundial de la Salud (OMS)

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.