Árnica, gran remedio natural para dolores, inflamaciones y más

arnica-montana

Aunque hay que tener cuidado con ella, puesto que es una planta potencialmente tóxica que, salvo indicación de especialistas, solo debe ser utilizada por vía externa, el árnica es uno de los mejores remedios naturales para calmar los dolores e inflamaciones que aparecen en la piel. Como veremos su utilidad es muy variada.

La parte del árnica (Arnica montana L.) que más se utiliza son las flores, tanto frescas como desecadas. Las flores presentan acciones analgésicas, antiinflamatorias, antibacterianas, antihistamínicas y vulnerarias. Es importante indicar que el árnica no debe usarse en heridas abiertas o dermatitis.

Aquí encontraréis el enlace al artículo de la wikipedia sobre el árnica, del que me ha parecido interesante rescatar lo que sigue:

Arnica montana L., es una especie fanerógama perteneciente a la familia de las asteráceas. Es original de Europa central y meridional aunque también difundida por Asia y América del Norte en las montañas y suelos ácidos. En España se localiza en la cordillera Cantábrica y en las montañas de Galicia y es frecuente en los Pirineos […]

Propiedades beneficiosas para la piel:

  • Suaviza, hidrata y reconforta la piel dañada.
  • Estimula eficazmente la regenaración en inflamaciones locales por contusión o reumatismo.
  • Eficaz para la eliminación de derrames internos.

[…]

En hematomas cutáneos postraumáticos se aplica la tintura madre directamente o en forma de geles hidrosolubles. […] Cuando se usa tópicamente en un gel, el árnica demostró tener el mismo efecto que el uso de los AINE (ibuprofeno) en el tratamiento de los síntomas osteoartritis de la mano. […] El árnica se usa actualmente en los preparativos de linimentos y pomadas para ser utilizadas en esguinces y contusiones. Los preparados comerciales se utilizan con frecuencia por los atletas profesionales.

Árnica, remedio natural para dolores e inflamaciones

Según el tercer volumen de monografías realizado por la Organización Mundial de la Salud en el año 2007 y en el que aparece la del árnica (Flos arnicae), se indican para sus flores los siguientes usos:

Como un antiirritante tópico para el tratamiento del dolor y la inflamación que resulta de lesiones menores y accidentes, incluyendo hematomas, equimosis y petequias. Tratamiento de inflamación de las membranas mucosas orales, picaduras de insectos y flebitis superficial.

Según el Vademecum de prescripción de fitoterapia, editado por Bernat Vanaclocha y Salvador Cañigueral, en un estudio clínico frente a placebo, la aplicación de un preparado de gel de árnica a pacientes con dolores musculares produjo una disminución significativa del dolor.

De igual modo, se ha puesto de manifiesto la eficacia del gel de árnica (20% de tintura de árnica) en pacientes con insuficiencia crónica con edema periférico.

Como conclusión recopilamos los principales usos del árnica:

  • calmar los dolores reumáticos
  • secuelas de traumatismos (hematomas, torceduras, contusiones, magulladuras y edemas por fractura)
  • furunculosis e inflamaciones causadas por picaduras de insectos
  • inflamación de las mucosas de la boca
  • para aliviar el dolor e inflamación de la flebitis
  • gingivitis y úlcera aftosa
  • tratamiento sintomático de la alteración muscular
  • cualquier dolor o inflamación que aparezca en la piel, siempre que no se trate de heridas abiertas.

Posología

Como se iindicaba al comienzo, los preparados de la flor de árnica tienen principalmente aplicación por vía tópica. Se emplean las flores enteras, cortadas o troceadas para infusión y para preparar formas farmaceúticas líquidas o semisólidas (ungüentos, cremas, geles o compresas hechas con titura diluida).

  • Infusión: 2 gramos de flores por cada 100 ml de agua.
  • Tintura para cataplasma: Tintura diluida de 3 a 10 veces.
  • Para enjuagues bucales: Tintura diluida 10 veces.
  • Ungüentos: Máximo del 20 al 25% de tintura.
  • Aceite de árnica: Extracto de 1 parte de árnica con 5 partes de aceite vegetal.

En el siguiente enlace se puede encontrar cómo preparar una tintura de árnica.

En herbolisterias o farmacias se pueden encontrar multitud de preparados de árnica listos para su utilización.

Precauciones

El uso del árnica está contraindicado en caso de hipersensibilidad a la flor de árnica o a su uso prolongado, en heridas abiertas o dermatitis.

El uso durante largo tiempo o en preparados con alta concentración pueden aparecer reacciones tóxicas cutáneas. En caso de aparición de dermatitis debe suspenderse el tratamiento.

No se han descrito interacciones ni contraindicaciones para su uso externo durante embarazo y lactancia.

Artículos relacionados

Otros Artículos Relacionados

Deja un Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.