¿Ayuda la Garcinia cambogia a perder peso ?

garcinia-cambogia-sirve-para-perder-peso

Estudiando las propiedades de las plantas medicinales en el estupendo manual Vademecum de Prescripción editado por Bernat Vanaclocha y Salvador Cañigueral, que ya he utilizado a la hora de sugerir remedios naturales basados en plantas o para cerciorarme de su efectividad, encontré un posible uso de la garcinia como coadyuvante en tratamientos de sobrepeso.

La Garcinia cambogia, conocida también como tamarindo malabar, es una especie abundante en los bosques siempre verdes de Konkan (sur de la India), en donde es empleada desde antiguo como especia y en el tratamiento de distintas enfermedades. La parte que se utiliza por sus propiedades medicinales es la corteza del fruto.

Cual no sería mi sorpresa, que nunca había oido hablar de la Garcinia cambogia, cuando introduje la búsqueda en internet y me encontré con uno de los suplementos dietéticos estrella para perder peso. Decenas de entradas protagonizadas por la Garcinia con títulos sensacionalistas: “Lo que no te cuentan de la Garcinia”, “La Garcinia, ¿Tóxica o efectiva?”, etc. acompañados, además, de productos de herboristería de varias marcas diferentes.

¿Qué se puede aportar entonces ante tal avalancha de información? ¿Estamos ante un crecepelo o ante un producto útil?

¿Ayuda la Garcinia cambogia a perder peso ?

Antes que nada es imprescindible recordar algo bien sabido. No existen los productos milagro para perder peso. En su prevención y tratamiento figura en primer lugar la modificación en los hábitos de vida, realizando un ajuste adecuado e individualizado de la dieta y un incremento en el gasto energético mediante la realización de ejercicio físico diario.

Se aconseja comer siempre a la misma hora, evitar el consumo de alimentos ricos en grasas, utilizar aceite de oliva y alimentos ricos en ácidos grasos esenciales como es el pescado, consumir cinco raciones diarias de frutas y/o verduras y realizar ejercicio (caminar rápido) durante 55 minutos al día, al menos 5 días a la semana. Para profundizar en la composición de una dieta sana os recomiendo el artículo que preparé centrado en ello: la dieta de la pirámide.

Entrando en materia, comencemos por las bases biológicas que podrían explicar el efecto de pérdida de peso asociado a la Garcinia cambogia. Estas explicaciones están incluídas tanto en el Vademecum mencionado al principio, como en el Curso La fitoterapia en el sobrepeso, publicado por INFITO (Centro de Investigación sobre Fitoterapia, España), donde también se incluye (y justifica) la Garcinia cambogia como una de las plantas útiles, en concreto, como inhibidora de la lipogénesis.

Es necesario ponerse un poco técnicos llegados a este punto:

La actividad de la corteza de frutos de Garcinia cambogia es debida, principalmente, al ácido hidroxicítrico (de ahora en adelante, HCA), que produce un efecto saciante e inhibe la biosíntesis de componentes lipídicos. Los efectos del ácido hidroxicítrico (AHC) sobre la regulación en la síntesis de ácidos grasos, lipogénesis, apetito y pérdida de peso, han sido objeto de amplios estudios in vitro e in vivo, así como de numerosos ensayos clínicos.

Citando textualmente: “El efecto biológico del HCA es el resultado de la inhibición de la escisión extramitocondrial del citrato en oxaloacetato y acetil-CoA. Estudio in vitro muestran que el HCA promueve la neoglucogenesis hepática, inhibe la biosíntesis de triglicéridos, fosfolípidos, colesterol, etc […] Se ha comprobado que, en hepatocitos aislados, el HCA inhibe la síntesis de ácidos grasos a partir de glucosa pero no de acetato; incluso se ha observado que el HCA estimula la síntesis de ácidos grasos a partir de acetato”

Esas negritas nos pueden servir luego para encontrar una explicación a las pruebas en contra de las propiedades de la Garcinia para perder peso.

En estudios in vivo en ratas se ha comprobado que la administración crónica oral de HCA produce una reducción en la ingesta de alimentos (durante la primera hora tras la administración), del peso corporal y de los niveles de colesterol, triglicéridos y ácidos grasos.

Ensayos clínicos demuestran que el HCA reduce significativamente el peso corporal sin reducir directamente el apetito, aunque produce un efecto saciante y, por tanto, una menor ingesta de alimentos. No se observan resultados significativos en pacientes muy obesos (igual o superior a 32kg/m2). Por otro lado, la administración conjunta de HCA, piruvato y carnitina en pacientes obesos, se ha asociado a una significativa disminución del índice de grasa corporal y termogénesis.

Hasta aquí todo parece indicar que el papel de la Garcinia está bien sustentado. ¿Qué se aporta para negar estas propiedades?

Pues nada más y nada menos que varios metaanálisis:

Uno realizado por investigadores de la Universidad Autónoma de Baja California (Tijuana, México) que concluyó que los ensayos clínicos más relevantes llevados a cabo en humanos no han reportado diferencias significativas entre los grupos de control (ácido hidroxicítrico) y los grupos placebo. Otro publicado en 2011, en el Journal of Obesity, que reveló una pequeña diferencia estadísticamente significativa en la pérdida de peso a favor de la HCA frente al placebo cuando solo se consideran los ensayos clínicos rigurosos. Se concluye que los ensayos sugieren que los extractos de Garcinia / HCA pueden causar pérdida de peso a corto plazo. La magnitud del efecto es pequeña y la relevancia clínica es incierta. Los ensayos futuros deben ser más rigurosos y mejor informados.

Dos investigadores del Departamento de Medicina Alternativa de las universidades de Exeter y Plymouth (Reino Unido) realizaron un extenso estudio para valorar la eficacia y la seguridad de los suplementos dietéticos utilizados como ayuda en la pérdida de peso. Concluyeron que “no se puede recomendar ninguno de los suplementos estudiados“. Según explican, la dosificación de ácido hidroxiácido (HCA), así como la muestra y la duración del estudio (de 2 a 12 semanas), es muy variada entre los distintos ensayos clínicos aleatorizados.

Se concluye que son precisos estudios más rigurosos para poder llegar a conclusiones más firmes.

Sin embargo, en el manual sobre las plantas medicinales y el sobre peso de INFITO se encuentra una posible explicación a la disparidad de resultados obtenidos en los diferentes ensayos:

Estas diferencias de resultados entre los distintos ensayos clínicos pueden quedar explicadas por el hecho de que, en los casos en que los resultados fueron negativos, los pacientes incluidos en el ensayo fueron sometidos a dietas hipocalóricas (pobres en hidratos de carbono), por lo cual, al no tratarse de dietas lipogénicas no ha lugar la inhibición de la ATPcitratoliasa, característica de la actuación del AHC.

Los extractos de garcinia se encuentran especialmente recomendados en los tratamientos de sobrepeso en los que no existe una restricción calórica severa, así como coadyuvante para evitar nuevas ganancias ponderales tras la conclusión de una dieta hipocalórica.

Si nos decidimos a probar los suplementos de Garcinia cambogia hemos de tener en cuenta:

Precauciones en el uso de la Garcinia

No se recomienda en caso de mujeres embarazadas y lactantes.

El incremento de la gluconeogénesis y de la formación de cetonas podría desaconsejar el uso de garcinia en el tratamiento de sobrepeso en pacientes con diabetes tipo 2.

No se han descrito interacciones, contraindicaciones o efectos secundarios.

Dosis recomendadas

Dosis equivalentes a 1,5 g HCA/dia (3g de droga/dia), repartidos en tres tomas, 30-60 minutos antes de las tres principales comidas. La administración es oral y el efecto se conseguirá tras varias semanas de tratamiento. Las dietas ricas en fibra disminuyen la absorción del HCA, si bien son claramente saludables.

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *