Bayas Goji, otro excelente remedio natural

bayas goji secas

Las bayas goji son unos frutos que se pusieron de moda hace unos años, apareciendo en multitud de revistas de remedios naturales como una de las grandes panaceas de la salud. Sin embargo, poco después una intensa campaña mediática en su contra basada en la supuesta alta contaminación encontrada en ellas, en la aparición de expertos en nutrición alertando de que no eran mucho mejores en contenido nutricional que los arándanos, por ejemplo, las relegó parcialmente y perdieron su condición estelear.

Las bayas de Goji son los frutos de la especie botánica Lycium barbarum (Solanáceas), comúnmente conocida como Goji y se han utilizado ancestralmente en la medicina tradicional china. Se empleaban para tratar trastornos oculares, dermatológicos, hepáticos, renales, insomnio, envejecimiento o diabetes. Aparecen en el Libro de las Hierbas del emperador Shen Nung, que se sitúa en el año 2800 a.C. y en numerosos tratados médicos chinos se las consideraba de las mejores plantas medicinales para mantener la función hepática y renal, aportar energía y mejorar la visión y la longevidad.

Bayas Goji, otro excelente remedio natural

En la composición química de las bayas Goji destaca la presencia de polisacáridos (5-8% del fruto seco), carotenoides (o,5% del peso seco, responsables de su color anaranjado), flavonoides, ácidos fenólicos, vitaminas (destaca el precursor glicosilado del ácido ascórbico por su elevado contenido), ácidos grasos como linoleico, y oligoelementos.

Las bayas de Goji son uno de los principales aportes de los que disponemos del carotenoide antioxidante, zeaxantina, que junto con luteína constituyen el pigmento macular de la retina, evitando la degeneración, además de mejorar la visión y evitar la progresión de cataratas.

Estudios y ensayos sobre las bayas goji

La mayoría de estudios farmacológicos in vivo en animal de experimentación e in vitro en células refieren la actividad biológica de los polisacáridos de las bayas Goji., cuyo elevado contenido les confiere actividades inmunomoduladoras, citoprotectoras, neuromoduladoras y antienvejecimiento, resultados que parecen completamente consistentes con sus usos en la medicina tradicional. Se han demostrado experimentalmente las propiedades antioxidantes, inmunoestimulantes y neuroprotectoras de los polisacáridos de las bayas Goji.

Los ensayos clínicos realizados con bayas goji son escasos. “Se han realizado tres ensayos clínicos aleatorizados, doble ciego, controlados con placebo sobre los efectos del consumo diario de un zumo estandarizado (120 mL/día, equivalente a 150 g bayas/día) en adultos sanos que concluyen que mejora el bienestar general, el desarrollo neuropsicológico, regula la función gastrointestinal, incrementa los niveles plasmáticos de antioxidantes endógenos y mejora la respuesta inmunológica.”

En resumen, aunque los estudios clinícos no son suficientemente respresentativos, los realizados hasta la fecha, así como los estudios farmacológicos de los componentes químicos de las bayas Goji y su composición permiten asegurar, con bastante firmeza, que las bayas Goji son un gran alimento y un fantástico aliado de nuestra salud en diferentes ámbitos.

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *