Composicion del pescado blanco

 pescado blanco

Actualmente parece haber unanimidad tanto a nivel científico como en otros enfoques que abordan las relaciones entre alimentación y salud, en que el consumo de pescado es beneficioso para nuestra salud, al menos en lo que se refiere a los pescados blancos, semigrasos y en los pescados azules de pequeño tamaño.

Esta unanimidad no es tal si se consideran los diferentes enfoques espirituales relacionados con la alimentación, así tanto vegetarianos como veganos excluyen el consumo del pescado, y de los alimentos de origen animal en general, de su dieta. Los argumentos que ponen sobre la mesa son sin duda de interés pero no es hoy el día de abordarlos con el detalle que merecen.

El enfoque científico de la nutrición divide actualmente los pescados en tres grandes grupos según su contenido en grasa:

  • Pescado blanco: Menos del 2%
  • Pescado semigraso: entre 2-6% de grasa
  • Pescado azul: Más del 6%

Desde la nutrición científica se recomienda consumir entre 5 y 6 raciones de pescado a la semana si bien, desde mi punto de vista, a no ser que se excluya el consumo de alimentos procedentes de animales terrestres, es excesivo.

Composición del pescado blanco

La composición del pescado es variable, dependiendo de la especie de pescado que se trate y de factores asociados a la disponiblidad y tipo de comida a la que el pescado haya tenido acceso, a sus condiciones de vida y a la época del año en que haya sido cazado, por ejemplo. Sin embargo, la composición del pescado blanco presenta algunas características comunes a todos ellos.

El contenido en proteinas del pescado blanco puede llegar hasta el 20%. Estas proteínas de elevado valor biológico, lo que viene a decir que incluyen todos los aminoácidos esenciales que nuestro organismo necesita recibir a través de la alimentación.

Las grasas del pescado blanco

El pescado blanco, como veíamos arriba, es el pescado con menor cantidad de grasa del universo de los pescados y sus grasas se encuentran entre las más insaturadas del mundo animal.

Hoy en día las grasas insaturadas se consideran saludables y numerosos estudios las relacionan con una disminución en el riesgo de padecer determinadas enfermedadades.

Algunas de estas grasas (ácidos grasos omega -3: eicosapentaenoico (EPA) y docosahexaenoico (DHA)) se consideran esenciales para el ser humano, y dado que nuestro organismo no puede sintetizarlas debemos obtenerlas a través de la alimentación.

El pescado blanco suele presentar un 50% de su grasa en forma de ácidos grasos omega-3, sobre todo EPA y DHA. Tanto EPA como DHA son precursores de sustancias con una importante acción antiinflamatoria y antitrombótica y, por tanto, beneficiosas para nuestro sistema cardiovascular.

Sin embargo, dado que la cantidad de grasa del pescado blanco es baja, la ingesta de estos ácidos grasos esenciales no es tan notable como si comemos pescado azul.

Vitaminas y minerales en el pescado blanco

El contenido en vitaminas del pescado blanco es muy variable entre las diferentes especies. En general, se puede indicar que el hígado de pescado blanco es rico en vitaminas A y D. En lo referente a las vitaminas hidrosolubles, el pescado blanco es rico en tiamina, riboflavina y niacina. Pescados y mariscos son también ricos en vitamina B12.

En cuanto a los minerales presentes en el pescado blanco destaca el contenido en potasio, sobre todo en el pescado fresco (entre 200-400mg de potasio por cada 100g de pescado). El pescado blanco incluye cantidades importantes de fósforo, hierro, yodo y calcio. Es interesante indicar que el contenido en calcio es especialmente importante cuando comemos los pescados pequeños con sus espinas.

Para concluir, es importante señalar que en muchos productos derivados del pescado el contenido en sodio puede ser muy alto. A la temible industria de la alimentación le gusta jugar con contenidos elevados de sodio, no buscando, desde luego, nuestro bien.

Aprovecho para sumarme a las voces que recuerdan que los alimentos jamás vienen en envases. Así como el pescado se disferencia por su grasa, los alimentos y los no alimentos se diferencian por el plástico: si lleva plástico, no es un alimento. Habrá quien levante los brazos al cielo ante esta afirmación. Bueno, ya puede bajarlos y comer lo que quiera.

Artículos relacionados:

Lista de pescados blancos

Lista de pescados azules

Artículos relacionados

  • Composicion del pescado azulComposicion del pescado azul Continuando nuestra aproximación a la importancia del pescado para la alimentación humana nos centramos hoy en la composición del pescado azul. El consumo de pescado azul presenta un […]
  • Lista de pescados blancosLista de pescados blancos Hace una semanas os ofrecía la lista de los pescados azules puesto que su contenido en ácidos grasos omega 3 los han catapultado a todas las portadas de las publicaciones sobre nutrición. […]
  • Contenido graso de los pescados blancosContenido graso de los pescados blancos Se denomina pescados blancos a aquellos cuyo contenido en grasa es menor al 2%. Vemos en detalle el contenido graso de los pescados blancos
  • Lista de pescados bajos en grasaLista de pescados bajos en grasa Aunque las grasas de los pescados son muy saludables no es extraño encontrarse con nutricionistas que por diferentes motivos, normalmente en el tratamiento de personas obesas, recomiendan […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *