Conferencia de Nina Benito sobre El engaño de lo natural en cosmética

engaño-cosmetica-natural-herbal-essences

Aquí os dejo una breve pero interesante conferencia de Nina Benito sobre El engaño de lo natural en el mundo de la cosmética.

Desde hace unos años se ha venido introduciendo lo natural y lo verde como productos de marketing. Se ha pasado de unos consumidores que valoraban productos 100% sintéticos, a unos nuevos tiempos en que la tendencia es hacia el 100% natural. Al menos, sobre el papel.

Todo lo que se vende en una perfumeria hoy en día tiene que tener algún producto natural: polifenoles, licopeno, revestrarol. Y de eso es de los que nos habla Benito en su conferencia.

Conferencia de Nina Benito sobre El engaño de lo natural en cosmética

Fuente vídeo: Mindalia Television

Aquí os resumimos algunas de las principales ideas expresadas por Nina Benito en esta charla:

Vivimos en una sociedad en la que el director del banco te estafa, los bancos te estafan, las generaciones futuras vann a tener peores condiciones de vida … y si los gobiernos permiten eso, ¿que garantías hay que los ingredientes que llenan los productos de cósmetica, tales como parabenos, sulfutos, siliconas sean inócuos?

No hay definición alguna en la UE que indique qué es un cósmetico natural. Con que lleve un 1% de aceite de argán ya podría ser vendido como cósmetica natural. Con que ese argán sea cultivado con agricultura ecológico, ya se puede vender como un cósmetico procedente de la agricultura ecológica.

Así se puede definir el Green washing (lavado verde) cosmético: acto de engañar a los consumidores respecto a las practicas ambientales de una empresa o los presuntos beneficios de un producto o un servicio.

Mandamientos del green washing:

  1. Exacerbarás lo verde. En el imaginario colectivo las plantas son de color verde verde.
  2. Harás de lo anecdótico lo sustancial. Publicita como ingredientes principales que más le interesa, aunque esté en una proporción del 0,005%.
  3. Harás enunciados ambiguos y confusos.
  4. Barrerás la suciedad bajo la alfombra. Esconden el INCI (que significa International Nomenclature Cosmetic Ingredient, o lo que es lo mismo Nomenclatura Internacional de Ingredientes de Cosméticos). Sustitución de parabenos (etiqueta “Sin parabenos”) por otros igual de peligrosos, como el Methylisothiazolinone. Aquí os dejo una noticia sobre un estudio que indica que el metil-parabeno de los cosméticos empobrece el esperma.
  5. Adorarás los sellos encima de todo.
  6. Utilizarás palabras vacias y/o complicadas. Palabras como eco-friendly, que sin otro dato adicional no significa absolutamente nada. Yves Roche, creadores de la cósmetica natural, o una fórmula con una receta de jardín (nectar natura). Palabras imposibles, difíciles de pronunciar.
  7. Destacarás tus compromisos medioambientas. Envases reciclables, compensación de Co2, utilizar variedades cultivadas en el propio huerto de la multinacional o colaborar con una cooperativa extractora de aceites vegetales en una comunidad de mujeres del tercer mundo, en lugar de utilizar ingredientes buenos para la piel y para el medio ambiente. De nada vale si utizas sustancias químicas persistentes y bioacumulativas que están perjudicando nuestra piel y el medio ambiente en su globalidad.
  8. Pondrás ingrediente BIO en el INCI. Si está certificado mucho mejor.
  9. Te pondrás el mundo por montera, con ingredientes procedentes de todo el mundo.
  10. Nunca jamás permitirás que la realidad te arriene un producto de green washing.

Por otra parte, cosmética natural significa hecho con ingredientes naturales, no que sea inócuo. La química no es buena o mala, la química es todo. Lo importante es saber si un producto es beneficioso, neutro o perjudicial para nuestra piel o nuestro organismo. O las cantidades en que un producto lo es.

Poniendo algunos datos sobre la mesa: cantidad de sustancias vertidas al medio ambiente: 1000 kilos al año en 1930, 400 millones de toneladas a comienzos del siglo XXI. Según la agencia para la proteccion de la salud del Reino Unido Cada mes aparecen 600 nuevas sustancias químicas, que sumar a las 8.000 ya existentes, de las que solo se han probado en los seres humanos el 7%. Desde que nos levantamos hasta que desayunamos estamos en contacto con más de 50 sustancias tóxicas presentes en nuetros hogares.

Una de las soluciones, convertirnos en consumidores responsables y conscientes: lee el INCI.

Por otra parte, los sellos ecológicos son de confianza en el mundo de la cosmética pero otros como Eco label, no tiene mucho prestigio.

En cuanto a las cremas solares, la recomendación de Nina Benito es no utilizar protectores solares con filtros químicos puesto que son bastante perjudiciales, los filtros físicos (dioxido de titanio que no sea en nanopartículas) se quedan como un espejo en la piel y son mucho mejores. El problema es que es muy blanco y a la gente no le gusta.

Si queréis profundizar en estas ideas os recomiendo un interesante y extenso artículo de la propia Nina Benito sobre El engaño de lo natural.

Como ejemplo, en el artículo se recomienda seguir una regla muy sencilla: evitar todo lo que contenga ingredientes que acaben en -ETH o los PEG-. Otro ingrediente muy preocupante es el 2-Bromo-2-Nitropropane-1,3-Diol.

En resumen, si os interesa la cosmética natural os recomiendo encarecidamente que echéis un vistazo al artículo que os enlazo arriba.

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *