Consejos para dormir bien desde la cronobiología

consejos-dormir-bien

Recuperamos hoy algunos consejos para dormir bien sugeridos en una presentación de un seminario de cronobiología aplicada recogida en vídeo. Estos consejos se basan en las diferentes temperaturas central y periférica de nuestro cuerpo durante el sueño. En un artículo anterior se habían expuesto algunos consejos generales y algunas plantas medicinales interesantes para mejorar nuestro sueño: Consejos para dormir bien.

Según la wikipedia: “La cronobiología es una disciplina de la fisiología que estudia los ritmos biológicos, incidiendo tanto en su origen como en sus características y sus implicaciones. Posee especial interés en endocrinología, neurociencia y ciencia del sueño.

Estudia la organización temporal de los seres vivos, sus alteraciones y los mecanismos que la regulan. En términos prácticos, la cronobiología se ocupa de estudiar los mecanismos por los que se producen los ritmos biológicos y sus aplicaciones en biología y medicina. En términos generales la cronobiología es la ciencia que estudia los procesos biológicos que siguen unas secuencias temporales previsibles, y centra su estudio en los ritmos biológicos y en los relojes biológicos que generan dichos ritmos.

Consejos para dormir bien desde la cronobiología

Estos consejos útiles basados en los conocimientos actuales de la cronobiología fueron explicados durante el I Seminario de Cronobiología aplicada ‘Controle el ritmo de su vida’, organizado por Cronobiotech en el Centro Europeo de Empresas e Innovación de Murcia (CEEIM) el pasado 26 de noviembre de 2010.

Fuente vídeo: cronobiotech

En la presentación se observa como la temperatura de la piel asciende con el comienzo del ciclo diario de oscuridad (la noche) mientras la temperatura central baja. Este variación en la temperatura está directamente relacionada con los ciclos del sueños, de tal modo que la temperatura interna sea baja mientras se duerme. Según se indica en la conferencia, estudios recientes han demostrado que existe un grupo de neuronas en el cerebro que son sensibles a la temperatura y que tienen una influencia muy grande en relación con el sueño.

En base a esta relación de temperaturas se establecen una serie de consejos que pueden ser muy útiles para dormir bien:

  • La habitación debe encontrarse a una temperatura fresca, para favorecer el intercambio de temperatura con nuestro cuerpo.
  • Las extremidades, y especialmente pies y manos, deben estar calientes. Calentando las manos y con un baño caliente de pies, por ejemplo.
  • Tomar un baño o ducha a última hora de la tarde.
  • Tomar una bebida caliente, preferiblemente una infusión con las plantas medicinales relajantes y sedantes sugeridas en el artículo con los consejos para dormir bien (amapola de California, melisa, pasiflora, tila, valeriana, lavanda, por ejemplo).
  • Cenar tres horas antes de ir a dormir
  • Mantener unos horarios regulares.

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *