Un Curso de Milagros, uno de los mensajes espirituales mas significativos de nuestro tiempo

Un-Curso-de-Milagros

Os presento hoy, para quienes no lo conozcan, una introducción a El Curso de Milagros así como los enlaces para conseguir los tres libros que forma el Curso. Yo no puedo ofrecerlo aquí porque no tengo autorización del editor para hacerlo, pero asumo que los sitios que lo ofrecen gratuitamente en el Internet han de tener dicha autorización. Estas son las direcciones en las que puedes descargarlo:

Existe una cuidada edición en papel que, para quienes se lo puedan permitir, es una mejor opcion. Sin embargo, lo importante es el contenido y como conviene leerlo con calma y poco a poco, se puede disfrutar perfectamente en formato digital.

El Curso de Milagros

Esta es la introducción de Libro de Texto de El Curso de Milagros:

Éste es un curso de milagros. Es un curso obligatorio. Sólo el momento en que decides tomarlo es voluntario. Tener libre albedrío no quiere decir que tú mismo puedas establecer el plan de estudios. Significa únicamente que puedes elegir lo que quieres aprender en cualquier momento dado. Este curso no pretende enseñar el significado del amor, pues eso está más allá de lo que se puede enseñar. Pretende, no obstante, despejar los obstáculos que impiden experimentar la presencia del amor, el cual es tu herencia natural. Lo opuesto al amor es el miedo, pero aquello que todo lo abarca no puede tener opuestos.

Este curso puede, por lo tanto, resumirse muy simplemente de la siguiente manera:

Nada real puede ser amenazado.

Nada irreal existe.

En esto radica la paz de Dios

El Curso se defiende a sí mismo. La sabiduria, potencia y clarividencia del mensaje es su mejor valor. Sin embargo, quizás sea conveniente advertir que el lenguaje utilizado se puede hacer un poco duro para quienes no somos ni hemos tenido educación ni fe en la religión católica. No en vano, el autor habla de sí mismo como Cristo. Por otra parte, quizás quienes se encuentran en esta situación parten en ventaja puesto que no arrastran en su mente la enorme cantidad de malinterpretaciones que la Iglesia Católica ha venido arrojando sobre el mensaje de Cristo en estos siglos de adoración del poder. En cualquier caso, estamos juntos en esto, todas y todos tenemos un Ego, todas y todas experimentamos la fragmentación y el conflicto, anhelamos el amor, la paz, la dicha.

Esperando contar con su permiso voy reproducir el texto de Susana Ortiz en relación al Curso, puesto que me parece muy acertado:

Un Curso de Milagros es una enseñanza espiritual no dual pura cuyo objetivo es alcanzar un estado de Paz constante e inalterable que constituye nuestra naturaleza Real ya presente, a la que, sin embargo, no parecemos tener acceso.

No es una religión, ni una teología, ni un ideario para formar asociaciones, ni organizaciones de ningún tipo, sino un curso de autoestudio cuyo objetivo es conectarnos con el Maestro Interno para producir una experiencia, por lo que es importante evitar convertirlo en un culto, mitificarlo o ritualizar la práctica. De modo que UCDM está concebido como un recurso de enseñanza que pretende remover los obstáculos que nos impiden el acceso a la Paz de Dios (Sinónimo de Amor, Dios, Reino de los Cielos, Conciencia de Unidad, Cristo…).”

El libro fue escrito mediante un proceso de dictado interno rápido recibido por Helen Schucman la cual después lo anotaba en un cuaderno de taquigrafía y al día siguiente se lo leía a Bill Thetford, quien lo transcribía en una máquina de escribir.

El proceso duraría alrededor de siete años y produjo, en total, tres libros independientes pero completamente relacionados y complementarios que son, en orden de llegada: El Texto, El Libro de Ejercicios y El Manual para el Maestro. La voz se identificó a si misma como Jesús el Cristo.

Unas palabras sobre la autora:

La escriba de El Curso de Milagos, Helen Cohn Schucman

Helen Cohn Schucman (14 de julio de 1909 – 9 de febrero de 1981) fue una psicóloga e investigadora clínica norteamericana natural de Nueva York. Fue profesora de psicología médica en la Universidad de Columbia de Nueva York desde 1958 hasta su retiro en 1976. Es conocida principalmente por ser la “escriba”, con la ayuda de su colega de profesión William Thetford, del libro Un Curso de Milagros (1975, primera edición). Sin embargo, conforme a su voluntad, el nombre de la propia psicóloga no fue dado a conocer al público hasta después de su fallecimiento en 1981.

Un Curso de Milagros fue escrito entre 1965 y 1972 a través de un proceso de dictado interior cuya voz transmisora se identificó a sí misma como la de Jesús conforme al testimonio de la propia Helen. Las primeras palabras fueron: “Esto es un Curso de Milagros, por favor tome nota.” Schucman también escribió dos libros suplementarios a Un Curso de Milagros por el mismo procedimiento. Tras la edición de la obra, Schucman comenzó a reducir su dedicación en todo lo relacionado con el proyecto y nunca estuvo tan implicada en su promoción tal como lo estuvieron sus editores, Bill Thetford y Kenneth Wapnick.

En 1980, Helen Schucman fue diagnosticada con cáncer de páncreas avanzado. Tras una prolongada enfermedad, falleció en 1981 cuando contaba 71 años. Sólo después de su muerte fue revelado su nombre como “escriba” de Un Curso de Milagros. Posteriormente, una colección de sus poemas, Los Regalos de Dios, fue publicada por la Fundación para la Paz Interior.

Artículo completo en la wikipedia sobre Helen Cohn Schucman.

Volviendo sobre el Curso, en palabras de S. Ortiz:

El Curso utiliza un lenguaje cristiano, reinterpretando las palabras para devolverles su significado original. Siendo parte del proceso, el llegar a ‘descontaminar’ nuestras mentes de los significados de los que dotamos a estas palabras en el pasado y permitir con una mente fresca, como recién nacida, que estos símbolos puedan transmitirnos el sistema de pensamiento basado en el Amor que el Curso pretende enseñarnos.

En el entrenamiento mental que el Curso provee, se expone el sistema de pensamiento basado en el miedo al que en el Curso llamamos ego. Este sistema de pensamiento tiene como premisa la creencia en la separación (pecado), la culpa que esta creencia genera, y el miedo al castigo que el pecado parece merecer. Es un sistema de pensamiento ilusorio y demente, una situación imposible que sin embargo parece encontrarse en nuestras mentes dando lugar a la proyección de un mundo igualmente ilusorio que da testimonio de esta condición mental. Por tanto, da lugar a un mundo de separación en el que todo es caótico y está fragmentado, un mundo de ataque y miedo. Un mundo de muerte que no puede conocerse directamente sino mediante la interpretación, basado en las diferencias, en el que establecemos alianzas para preservar esta separación.

Una vez que hemos aceptado en nuestras mentes este sistema de pensamiento, nos disociamos de la Verdad (Conciencia de Unidad) y nos adentramos en un sueño del que nos resultaría imposible despertar por nosotros mismos, de manera que Dios ‘envía’ a su maestro, llamado en el Curso ‘Espíritu Santo’ o la voz que habla por Dios, que se encuentra en nuestras mentes disociado del sistema de pensamiento ego y que no es otra cosa que el recordatorio constante del Amor abstracto de Dios.

La técnica mediante la cual este maestro interno nos restituye a la Conciencia de Unidad es el perdón, mediante el cual aprendemos a discernir entre lo falso y lo verdadero. El principio de la Expiación que se alcanza mediante el perdón de las ilusiones es que la separación de Dios nunca sucedió. Que es tan solo una creencia ilusoria que podemos elegir cancelar y que jamás tuvo efectos reales. Que todos los efectos que jamás pareció tener procedían de una causa falsa (la creencia en la separación), y que se desvanecerán cuando este principio de la Expiación alboree en la mente.

El proceso es una jornada que conduce de regreso al hogar en Dios y está jalonada de milagros que dan testimonio de la Unidad de la Mente en medio de un mundo de aparente separación y los instantes santos en que tenemos acceso a la Paz de Dios mediante la suspensión temporal de todo juicio.

En la misma medida en que el camino es radical y no hace concesiones con la ilusión, es a la

vez gentil y dulce y nos convierte en estudiantes felices del perdón que se aproximan gradualmente, libres de escoger el ritmo de su avance, hacia el mundo real, un símbolo de un mundo aún ilusorio, pero en el que el perdón se ha consumado y la percepción se ha unificado permitiéndonos reconocer nuestra inocencia, o la faz de Cristo en cada encuentro.

Haciendo así que cada encuentro sea Santo. En el mundo Real la culpa ha dejado de existir y se alcanza una condición tan semejante al cielo, que nuestra inocencia y nuestro deseo unificado harán que Dios dé el último paso.”

El Libro de Texto cuenta con 31 lecciones, arrancando con El significado de los Milagros, finalizando con La visión final. Proporciona la base teórica que sustenta cada uno de los ejercicios del Libro de Ejercicios, que supone la parte práctica de un Curso eminentemente práctico. Se supone que conviene leer con atención y por completo el Libro de Texto antes de pasar al de Ejercicios, si bien hay gente, como yo, que aborda los dos a la vez, puesto que no sabía nada de esto cuando comenzó a realizar el Curso.

El Libro de Ejercicios está divido en 365 ejercicios, uno para cada día del año. Los ejercicios no deberán estudiarse sino hasta después de haber estudiado y comprendido el texto en su totalidad, pues solo de esa forma se tendrá la base filosófica para aprovechar los ejercicios.

Los ejercicios se deben hacer en los tiempos planteados por el mismo ejercicio. Algunos se hacen dos o tres veces en el día, otros deberán hacerse cada hora e incluso hay algunos que deben hacerse cada 15 minutos.

La idea es hacer máximo un ejercicio cada día. No hay problema con hacer el mismo ejercicio durante varios días, con tal de no hacer más de uno por día.

Los ejercicios repetidamente persiguen un estado de iluminación y con frecuencia sugieren al estudiante que ya está preparado para alcanzar dicho estado y lo animan a tratar de conseguirlo.

El propósito del libro de ejercicios es entrenar a tu mente de forma sistemática a tener una percepción diferente de todas las cosas y de todo el mundo. Los ejercicios están diseñados para ayudarte a generalizar las lecciones, de manera que puedas comprender que cada una de ellas se aplica por igual a todo el mundo y a todo lo que ves.

El Manual para el Maestro son las instrucciones sobre cómo aplicar el conocimiento y el estado mental adquirido a través del estudio del Curso. La última parte del Manual para el Maestro es una Clarificación de Términos en la cual se explican ocho conceptos básicos que son: la mente, el espíritu, el ego, el milagro, el perdón, el conocimiento, el Cristo y el Espíritu Santo.

Aquí os dejo unos vídeos con unas reflexiones de Emilio Carrillo y Eckhart Tolle sobre el Curso de Milagros.

Fuente vídeo: Fundación Espató

Fuente vídeo: Obaco Sachez Carlos

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *