Documental – Baraka, un aliento de vida

Baraka

Delicada y esplendorosa rareza (…) poema visual ancho, dolorido y ambicioso, frontal y fraternal (…) mirada aterrada y esperanzada a la tierra. Una mirada al mismo tiempo herida y enamorada“. Ángel Fdez. Santos: Diario El País.

De momento está disponible en el youtube así que este es un buen momento para recordar uno de los grandes documentales de las últimas décadas: Baraka. Un documental que abrió nuevas puertas para el género, a la hora de entender qué temas pueden ser abordados y cómo se puede desarrollar la narración, en este caso tan cercana a la poesía visual o la espiritualidad como a la antropología o la crítica social.

Baraka es una película puramente visual dirigida por Ron Fricke y producida por Mark Magidson en 1992. El título de Baraka proviene de la palabra de origen Sufi -una comunidad religiosa islámica- que significa “aliento de vida“. Carente de palabras y con una línea temporal fragmentada se puede entender Baraka como una reflexión sobre las complejas relaciones que los seres humanos hemos establecido con la naturaleza y con los medios ambientes que hemos creado. Fue rodada en 24 países, en algunos de los lugares más asombrosos del planeta, durante siete años.

Se ha relacionado Baraka con otros documentales como “Koyaanisqatsi” (1983) y “Powaqqatsi” (1988) del estadounidense Reggio, la más reciente “Microcosmos” (1996) de los franceses Claude Nuridsany y Marie Pérennou, o la que se considera su secuela, Samsara (2011).

En cuanto a Microcosmos, puedo confirmar que es, igualmente, una joya que nos acerca a la vida diminuta que puebla nuestros bosques cercanos, presentada con una belleza deslumbrante, no solo gracias a la técnica audiovisual empleada sino, especialmente, gracias a las formas, colores y comportamientos de las especies protagonistas. Acompañada, además, de una banda sonora excepcional. Si algún día lo encuentro en internet, aparecerá incluida en esta página, sin duda.

Documental – Baraka, un aliento de vida

Fuente vídeo: Janath Priyantha

Ficha técnica de Baraka

  • Año: 1992
  • Duración: 100 min.
  • País: Estados Unidos
  • Director: Ron Fricke
  • Guion: Ron Fricke, Genevieve Nicholas, Mark Magidsen, Bob Green
  • Fotografía: Ron Fricke
  • Musica: Michael Stearns
  • Género: Documental | Naturaleza

Sinopsis

Aclamado documental sobre la naturaleza del planeta Tierra. Rodada en 24 países diferentes, trata de captar la esencia de la naturaleza y la cultura de la humanidad y sus costumbres, al tiempo que señala las formas en las que el ser humano se relaciona con su medio ambiente. La aparente fragilidad de la vida humana es contrastada con la grandeza de sus obras, subrayándose la desigual relación entre hombre y naturaleza. Baraka no tiene argumento lineal, ni personajes ni diálogos, pero, en medio de estos enormes contrastes, la espiritualidad de la humanidad surge como el elemento más importante que la distingue de otras especies. Un mundo más allá de las palabras.

Como conclusión incluyo dos críticas extraídas de Filmaffinity cuyo contenido comparto.

Una:

Si podemos definir cada una de las manifestaciones artísticas por medio de los materiales que éstas emplean para conmover al receptor (en este caso, al espectador), el cine sería el arte de la imagen filmada, en movimiento (en contraposición con la imagen estática, que dependiendo de sus diferentes soportes, serían la base de la pintura, la escultura o la fotografía). Teniendo esto en cuenta, podemos afirmar que nos encontramos ante una injustísimamente infravalorada obra de arte cinematográfico, o quizás, incluso, ante la más pura manifestación del cine como 7º arte realizada en los últimos tiempos. Nunca hasta este momento música e imágenes, por sí mismas y sin el apoyo de la palabra, habían llegado a tan altas cotas de significación. Baraka es una película que combina deleite de los sentidos con una carga significativa implícita en la contraposición de tantos mundos diferentes que conviven en este minúsculo planeta; en esa contraposición surgen todos los mensajes posibles que analizan al ser humano con una perspectiva totalmente objetiva y, casi, extraterrestre: la sociedad de consumo, la contaminación, la deshumanización industrial, las desigualdades sociales y políticas entre los distintos países, la pluralidad cultural, la belleza de un planeta amenazado… y un sinfín de lecturas que subyacen bajo unas bellísimas imágenes que tan pronto asombran como conmueven, apoyadas siempre por una banda sonora esplendorosa.

Por otra parte, nos encontramos ante una obra de arte totalmente imperecedera, que futuras generaciones podrán observar con renovados intereses por ser representativa de un estadio específico de la evolución de la humanidad. No sería de extrañar que Baraka, en un futuro, fuese una clara referencia para comprender mejor el orden mundial en el que actualmente nos encontramos y, por lo tanto, una muy recomendable fuente informativa de los estudiosos de la transición del siglo XX al XXI.

Por todo esto y mucho más, Baraka merece indudablemente el calificativo de obra de arte, y su actual desconocimiento por parte de una inmensa mayoría demuestra la ineficacia absoluta de nuestros avanzadísimos (y económicamente monopolizadísimos) medios de comunicación, pues son los causantes más directos del denigrante nivel cultural medio de las masas de una sociedad de consumo en la que la cultura se ha convertido también en eso, en un superficial bien de consumo inmediato, y no en lo que debería ser, un medio imperecedero de reflexión, de conocimiento analítico de la realidad y de enriquecimiento intelectual. Quizás sea que interese más que el rebaño no piense demasiado…, no sea que se acabe armando la gorda y terminen echando abajo el chiringo. Por eso resulta bueno que tenga más calado social el Tomate o los Transformers que trabajos como éste.

Otra:

Suerte. Baraka. La mayoría de los que salen en este film casi seguro que nunca lo verán. Nosotros, aquellos que lo hemos visto, podemos dar gracias al universo entero por la suerte de haber contemplado una obra de arte tan hermosa.

Comienza acentuando la idiosincrasia del máximo representante de la inteligencia en nuestro universo conocido, el ser humano, como homo religiosus, y finaliza también dejando latir esta característica naturalmente antropológica de apertura a la Trascendencia. Maravillosa película documental que quedará registrada como arte fotográfico espléndido, de culto, de contemplación, de oración, de talento singular para abrirnos a la inmensidad, preciosidad y desencantos de nuestro mundo.

Ron Fricke nos regala una bellísima exposición de escenas del planeta Tierra y de lo que lo alberga, con el sólo acompañamiento de música meditativa y sonidos ceremoniales. También nos presenta una aguda denuncia y crítica sin palabras de los estragos que el ser humano le causa a su madre Naturaleza: por ejemplo, la belleza de ésta junto a la fealdad de las numerosas edificaciones para agrupar a miles de personas pobres o de clase media; la esclavización, mecanización y animalización de los seres humanos (alternando imágenes de multitudes de personas pasando velozmente por puertas, escaleras mecánicas, estaciones o calles, con otra similares de huevos y pollitos transportados por cintas mecánicas, catalogados y seleccionados hasta acabar integrando jaulas de granjas para el consumo); los megabasureros de las grandes urbes con legiones de excluídos rebuscando en la basura para sobrevivir diariamente; la militarización y enajenación de la gente a la par que muestras de lo que fueron los holocaustos nazi y el de los gemeres rojos en Camboya; los restos de grandes civilizaciones junto a los restos de humanos concretos incinerados en las orillas del río Ganges; etc. Y un epílogo donde aparece la cabeza por detrás de un hombre orando y a continuación diversos panoramas celestiales con estrellas y nubes que pasan a cámara rápida e indican que a fin de cuentas nuestra gran evolución con la belleza e inteligencia de toda la Naturaleza planetaria en su conjunto, quedamos supeditados al misterio de la inmensidad espacial y celestial que nos envuelve.

Sencillamente: uno de los mejores documentales o quizás el mejor de todos los que he visto en mi vida, encantador e inolvidable.

Artículos relacionados

  • Alimentos ricos en Vitamina B3Alimentos ricos en Vitamina B3 Las vitaminas son compuestos orgánicos fundamentales para el mantenimiento de las funciones metabólicas de nuestras células. Nuestro organismo no las puede fabricar por lo que debemos […]
  • Remedio natural de Maria Treben para las menstruaciones excesivasRemedio natural de Maria Treben para las menstruaciones excesivas Remedio natural de Maria Treben para las menstruaciones excesivas, incluido en su libro Salud de la botica del señor, consejos y experiencias con hierbas medicinales.
  • Factores que aumentan la absorción del CalcioFactores que aumentan la absorción del Calcio En esta entrada abordaré los análisis de diferentes autores relacionados con los factores que aumentan la absorción en el organismo humano del calcio presente en los alimentos de la […]
  • Remedios naturales para combatir los piojosRemedios naturales para combatir los piojos Momento complicado: llega el final del verano, comienza el curso escolar. Esta es la época preferida por los piojos para hacer su aparición en las clases y en las cabezas del alumnado, […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *