El pescado, remedio natural para la salud cardiovascular

pescado

Os presento hoy unas recomendaciones relativas al consumo de pescado asociadas a sus propiedades como remedio natural para la salud cardiovascular. Estas recomendaciones vienen incluidas en el documento presentado en el IV Congreso de calidad de productos pesqueros por Gregorio Varela Moreiras, catedrático de Nutrición y Bromatología de la Universidad CEU San Pablo de Madrid y presidente de la Fundación Española de la Nutrición.

El marco era, desde luego, favorable para alabar las bondades del pescado pero las evidencias cientificas presentadas en los últimos años cada vez son más rotundas respecto a las propiedades beneficiosas asociadas al consumo de pescado de forma regular, tanto graso como blanco, siempre que se tengan en cuenta algunas recomendaciones como, por ejemplo, la de escoger pescado de captura o la de no consumir pescados grasos grandes (atún o pez espada), debido a la gran cantidad de materiales pesados presentes en sus grasas como resultado de la dramática contaminación oceánica asociada a nuestra frenética y alocada actividad industrial. Quizás no nos queden muchos años de consumo saludable de pescado, más aún si se siguen esquilmando los caladeros al ritmo actual.

El pescado como remedio natural para la salud cardiovascular

Entrando en materia, según se indica en el citado documento, ingestas medias de 250-500 mg/día de los ácidos grasos omega-3 EPA (eicosapentaenoico)+DHA (docosaexaenoico) disminuyen el riesgo estadístico de sufrir una enfermedad cardiovascular en más del 25%. Según se desprende de los estudios realizados hasta el momento, ingestas superiores a 250 mg/día no suponen efecto adicional beneficioso. El riesgo es menor asociado al consumo de pescado graso y mucho menor al de pescado magro.

Es conveniente recordar que el consumo recomendado de pescado a la semana es de dos o tres raciones. No es imprescindible, por tanto, consumir entre 250-500 mg cada día, sino tener un consumo medio aproximado semanal, por ejemplo, entre 1,750-3,5g.

En la misma linea, las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud del año 2010 se situaban en:

  • 0,250g/d EPA+DHA para adultos
  • 0,3g/d EPA+DHA para embarazadas
  • Ingestas máximas tolerables 2g/d (probablemente 3g/d en el futuro)

Existen otras buenas fuentes de ácidos grasos omega 3 al margen de pescado. Las veremos otro día.

El pescado es además, fuente de minerales como el sodio, calcio, cinc, selenio y yodo y de vitaminas A y D.

Artículos relacionados:

Lista de pescados blancos

Lista de pescados azules

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *