Equinacea, remedio natural para los resfriados

 equinacea

Llegados los meses de frío se vuelven habituales los resfriados y es, por tanto, un buen momento para buscar remedios naturales con los que hacerles frente. En la búsqueda de estos remedios naturales he encontrado un documento realizado por INFITO con el nombre de el Libro de los resfriados que nos propone algunas plantas medicinales adecuadas para este fin.

Las infecciones respiratorias son, según indican, el principal motivo de consulta médica en los llamados países desarrollados. Dentro de estas infecciones el grupo mayoritario es de origen vírico y aunque no muy graves originan grandes gastos a los sistemas sanitarios púbicos. El hecho de que se trata de problemas leves y autolimitados (salvo, por lo general, en personas de edad avanzada), así como que el uso de antibióticos sea inútil, especialmente por la inducción de resistencias, hace que sea oportuno la búsqueda de alternativas como la de los preparados de equinácea que aquí os presento.

La equinácea, remedio natural para los resfriados

Las infecciones respiratorias, tanto altas como bajas, pueden ser de origen vírico y bacteriano. Los cuadros de etiología exclusivamente vírica son los más comunes y los de origen bacteriano, especialmente en las infecciones respitarorias bajas, son potencialmente más problemáticos, con el agravante de las resistencia a los antimicrobianos de algunos de los patógenos principales.

En cuanto a las infecciones respiratorias altas más comunes encontramos el catarro común, gripe, otitis, sinusitis y la bronquiolitis. Las infecciones respitarorias bajas como la neumonía o la enfermedad pulmonar osbtructiva crónica suelen ser más graves.

Una de las plantas destacadas como remedio natural de los resfriados es la equinácea, recomendada en la prevención de afecciones leves y moderadas del aparato respiratorio, tanto en las de orígen viríco como bacteriano, puesto que la equinácea para incrementar las defensas del organismo.

Los extractos de equinácea poseen actividad inmunoestimulante, antioxidante, antiinflamatoria y cicatrizante.

A nivel inmunológico, la Equinacea purpuera:

  • incrementa la fagocitosis y la actividad de los macrófagos.
  • Incrementan los mecanismos de defensa por estimulación general inespecífica (inmunidad humoral y celular)
  • incrementa las funciones inmunes tanto en individuos sanos como enfermos
  • extractos de raices de E. purpurea estimulan la producción de células NK (natural killer) en animales.

La equinácea ejerce actividad antiviral y antibacteriana. La E. Pururea pare ser enficaz en el tratamiento de la candidiasis vaginal y en el tratamiento de infecciones secundarias a la heridas o quemaduras.

La equinácea en los refriados

Numerosos ensayos científicos sugieren que los extractos de equinácea pueden acortar la duración y disminuir los sintomas de resfriados y otras infecciones del aparato respiratorio superior (tanto de origen bacteriano como vírico) si se administra al comienzo del proceso. La eficacia de la equinácea parece ser mayor en personas con el sistema inmune debilitado y que, por tanto, sufren resfriados o procesos víricos regularmente. Sin embargo, la eficacia de la equinácea para prevenir estos problemas de salud está mucho menos clara.

Posología:

900-1000 mg de raíz de E. Pallida, E. angustifolia y E. Purpurea

Zumo de la partes aéreas 6-9 ml/día o preparaciones con una concentración al 15%

La equinácea es un planta muy bien tolerada y carece de toxicidad por vía oral aunque no se recomienda su uso durante más de 8 semanas, lo que, en principio, nunca debería ser necesario para tratar un resfriado.

Practicamente no se conocen efectos adversos pero no es conveniente utilizarla junto a terapias inmunosupresoras, tratamientos con corticoides o citostáticos. Al parecer la equinácea puede causar tóxicidad en el higado en tratamientos largos por lo que no es conveniente, en estos casos, utilizarla junto al alcóhol o fármacos hepatotóxicos (esteroides anabolizantes, amiodarona, methotrexate y ketoconazol).

Contraindicaciones

La equinácea está contraindicada en enfermedades autoinmunes y afecciones sistémicas progesivas como tuberculosis, leucosis, colagenosis o esclerosis múltiple. No se aconseja su uso durante el embarazo (por falta de estudios) ni una semana antes de una operación quirúrgica.

Asímismo, la equinácea está contraindicada junto al tratamiento con diversos medicamentos utilizados en terapia anticancerosa (ciclofosfamida, inhibidores de tirosina quinasa asociada al receptor del factor de crecimiento epidérmico (EGFRTK), taxanos, alcaloides de la vinca, corticoides, inmunosupresores, o ciclosporina.

Fuentes

  1. Libro de los resfriados. INFITO
  2. 6º Congreso fitoterapia SEFIT. Libro resumenes

Artículos relacionados

Un pensamiento en “Equinacea, remedio natural para los resfriados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *