¿Es el extracto de semillas de pomelo un remedio natural efectivo y seguro?

Los remedios populares han vuelto a recobrar popularidad en estos últimos años. Debido a ello, o quizás como causa, se ha desarrollado una sector económico de importancia que cubre esta demanda. Es importante hacer un análisis crítico de los productos y remedios que se popularizan porque “no es oro todo lo que reluce” y hay “separar el grano de la paja”, como dicen dos refranes castellanos que vienen bien al caso.

En esta linea, nos vamos a centrar hoy en profundizar en la eficacia y seguridad del extracto de semillas de pomelo, un extracto estandarizado de semillas y membranas de dicha fruta. Actualmente se publicita este extracto como un gran remedio con multitud de indicaciones terapeúticas.

Por ejemplo, en un trabajo de fin de grado de la Facultad de Farmacia de la Universidad Complutense, titulado Fitoterapia en alteraciones femeninas, “este tratamiento (con extracto de semillas de pomelo) se podrá recomendar en aquellas situaciones en la que haya afecciones microbianas como candidiasis, halitosis, cistitis, diarrea, etc… Se deberá indicar que se deben disolver unas 10 gotas sobre agua y que debe hacerlo 3 veces al día.”

Es interesante preguntarse por las fuentes que avalan este conocimiento y estos usos. En este caso, al tratarse de un extracto industrial, no de un remedio tradicional ancestral, las fuentes más fiables nos remiten a los estudios científicos disponibles para justificar la creación del producto.

¿Cómo actuaría el extracto de semillas de pomelo?

En la citada tesis, se indica que el extracto de semillas de pomelo será rico en polifenoles como la quercetina o la naringina. Aunque aún no se conoce bien su mecanismo de acción exacto, se ha podido demostrar que tiene una potente acción antimicrobiana, y de hecho se viene usando a nivel mundial para patologías como candidiasis o sequedad vaginal.

Una de las teorías más desarrolladas en cuanto a su mecanismo de acción es que se piensa que las bases de nitrógeno cuaternarias que se crean a partir de los polifenoles podría alterar la membrana celular mediante la inhibición de ciertos ezimas.

¿Qué dicen los estudios científicos?

Los estudios científicos de mayor calidad a la hora de analizar los efectos de cualquier extracto, suplemento, medicamento o alimento son los ensayos clínicos con seres humanos. En muchas ocasiones, ensayos de laboratorio in vitro o con animales muestran resultados esperanzadores que luego no se ven confirmados cuando se aplican a las personas.

En el caso del extracto de semillas de pomelo nos encontramos con que no aparece ningún ensayo clínico que haya estudiado sus propiedades. La única referencia es un estudio clínico que analizó la eficacia de un champú que incluía extracto de semillas de pomelo a la hora tratar los piojos.

Sin embargo, que no existan ensayos clínicos tampoco quiere decir que este extracto no tenga propiedades, tan solo que no ha sido estudiado.

Aunque no tenga virtudes comprobadas científicamente en humanos conviene echar un vistazo a los estudios de laboratorio realizados. Se pueden encontrar los siguientes:

Un estudio de 2001, por su parte, indicaba que “parece que el 33% del extracto de pomelo ejerce una potente actividad antifúngica contra las levaduras, como las cepas de hongos, y tuvo una baja actividad contra los dermatofitos y mohos”.

Un estudio realizado en 2002 concluía que, “ los datos iniciales muestran que el extracto de semillas de pomelo (GSE) tiene propiedades antimicrobianas contra una amplia gama de organismos gramnegativos y grampositivos en diluciones que se consideran seguras. Con la ayuda de la microscopía electrónica de transmisión (STEM), se reveló el mecanismo de la actividad antibacteriana de GSE. Era evidente que la GSE rompe la membrana bacteriana y libera el contenido citoplásmico en los 15 minutos posteriores al contacto, incluso a concentraciones más diluidas.”

Un estudio in vitro del año 2004, que analizaba las propiedades antibacterianas del extracto de semillas de pomelo conclía que “nuestros datos preliminares sugieren una característica antibacteriana para el extracto de semillas de pomelo (GSE) que es comparable a la de los antibacterianos tópicos probados (Silvadene,® Sulfamylon,® Bactroban,® Nitrofurazone,® and Silvadene,® Nystatin). Aunque la GSE parece tener un efecto inhibitorio algo mayor en los organismos grampositivos que en los organismos gramnegativos, su eficacia comparativa contra una amplia gama de biotipos bacterianos es significativa.”

Un estudio de 2013 sobre el potencial antimicrobiano de diferentes sustancias indicó que “[…] la evaluación de la actividad antimicrobiana del extracto de semillas de pomelo y el jugo de arándano mostró que sus efectos antimicrobianos diferían. Tanto el jugo de arándano como el extracto de semillas de pomelo inhibieron el crecimiento de las bacterias estándar grampositivas y gramnegativas, pero el efecto de estas últimas fue significativamente mayor. Candida albicans fue sensible solo al extracto de semillas de pomelo”.

Como conclusión, parece que existen resultados prometedores pero no existe ninguna evidencia científica de las propiedades asociadas al extracto de semillas de pomelo.

Conviene ir un paso más allá.

¿Es seguro el extracto de semillas de pomelo?

A la hora de investigar la seguridad del extracto de semillas de pomelo, me he encontrado con la siguiente advertencia relevante, publicada en la revista American Botanical Council en el año 2012:

Una cantidad significativa, y posiblemente una mayoría, de ingredientes, suplementos dietéticos y / o cosméticos etiquetados como o que contienen extracto de semilla de pomelo (GFSE) está adulterada, y cualquier actividad antimicrobiana observada se debe a los aditivos sintéticos, no al propio extracto de semilla de pomelo.

Las pruebas realizadas en múltiples laboratorios durante casi 20 años indicaron que todas las preparaciones comerciales de GFSE que mostraron actividad antimicrobiana contenían uno o más microbicidas / desinfectantes sintéticos, mientras que los extractos recién preparados de semillas de pomelo elaborados con una variedad de disolventes de extracción no mostraron actividad antimicrobiana ni contenían compuestos sintéticos antimicrobianos encontrados en los ingredientes de los materiales comerciales.

Además, a lo largo de los 18 años cubiertos por los diversos análisis, los compuestos antimicrobianos reales encontrados en los extractos de semilla de toronja putativos cambiaron de triclosan y metil p-hidroxibenzoato en muestras tempranas a cloruro de bencetonio en los años medios a mezclas de benzalconio y / o cloruros de alconio en los últimos años.

La sugerencia en un sitio web comercial de que estos compuestos antimicrobianos se forman a partir de los compuestos fenólicos que ocurren naturalmente en la semilla y la pulpa del pomelo calentándolos con agua, cloruro de amonio y ácido clorhídrico no está respaldada por evidencia química, ni por ninguna vía conocida de química orgánica. Ninguno de estos compuestos podría formarse a partir de flavonoides como la naringenina, el flavonoide más abundante en semillas de pomelo, pulpa y cáscara u otros constituyentes de semillas de pomelo (por ejemplo, limonoides) y cloruro de amonio; las cadenas de alquilo y las matrices de sustituyentes encontradas en los adulterantes antimicrobianos no están presentes de forma natural en las semillas de pomelo y no pueden prepararse a partir de esos materiales.

El hecho de que los componentes antimicrobianos encontrados en GFSE cambiaron de 1991 a 2008 no solo contradice dicha síntesis in situ (es decir, se produce de forma natural o se sintetiza en el procesamiento del propio material de semilla de toronja), sino que sugiere los esfuerzos de los fabricantes de estos materiales comerciales.”

Estas afirmaciones concuerdan con las publicadas en otro artículo en 2001.

Sin embargo, la Natural Medicines Database indica que el extracto de semillas de pomelo es seguro. Tal y como se indica en el trabajo fin de grado mencionado arriba: “ Aunque es un producto con un margen terapéutico muy alto, deberemos preguntar si el paciente toma medicación ya que existen ciertos fármacos, como antihipertensivos o sedantes, a los que podría potenciar su acción.”

Esta útima frase nos conduce a una parte importante y colofón del artículo, las posibles interacciones del extracto se semilla de pomelo con algunos medicamentos. Porque parece que las hay. En la literatura que he analizado se señalan interacciones con los siguientes fármacos:

  • Antihipertensivos
  • Sedantes
  • Anticoagulantes

 

Es importante, por tanto, que si estamos tomando medicación de este tipo y queremos utilizar a la par el extracto de semillas de pomelo, consultarlo con nuestr@s médic@s de confianza.

Artículos relacionados

  • crema de calendula9 abril, 2018 Crema de caléndula, remedio natural para la candidiasis La caléndula (Calendula officinalis) es una planta medicinal muy común con multitud de usos. Hoy vamos a su utilidad como remedio natural para tratar la candidiasis, apoyándonos en un […]
  • alimentos ricos en vitamina c18 diciembre, 2017 Alimentos ricos en vitamina C Las vitaminas son compuestos orgánicos fundamentales para el mantenimiento de las funciones metabólicas de nuestras células. Nuestro organismo no las puede fabricar por lo que debemos […]
  • candidiasis16 enero, 2017 Aceites esenciales como remedios para la candidiasis Los congresos de la Sociedad española de Fitoterapia son siempre fuentes muy interesantes de información de algunos estudios recientes sobre los efectos terapeúticos de las plantas […]
  • huesos-fuertes6 agosto, 2018 Remedios naturales para tener unos huesos fuertes A partir de determinada edad, de los 60 años pero, especialmente, de los 75, el riesgo de fracturas asociados a la osteoporosis es elevado. Por tanto, es importante mantener una buena […]

Otros Artículos Relacionados

Deja un Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.