Ginkgo biloba, remedio natural para proteger el cerebro

hojas-ginkgo-biloba-protector-del-cerebro

Muchas de las consultas que nos hacéis llegar tienen relación con los problemas neurológicos asociados a la edad o con síntomas creéis que pueden estar asociados a la mala oxigenación cerebral. Además de los remedios naturales para oxigenar bien el cerebro, que no solo contribuyen a oxigenar el cerebro sino a mejorar nuestro estado físico y psicológico, intentaré ir incorporando a El Remedio Natural distintas alternativas natarales relacionadas con estos problemas. En esta linea, os presento un resumen de algunos de los últimos estudios científicos relacionados con el papel de las hojas de gingko biloba como remedio natural para proteger el cerebro.

La información que sigue sobre el papel neuroprotector de las hojas de ginkgo biloba está extraída de una ponencia realizada por Roser Vila, Salvador Cañigueral, de la Unitat de Farmacologia i Farmacognòsia, Facultat de Farmàcia, de la Universitat de Barcelona, con el título Nuevas aportaciones en neuroproteccion presentada en el Octavo congreso de fitoterapia de la SEFIT que tuvo lugar en Zaragoza, España, en octubre de 2015.

El ginkgo biloba, remedio natural para proteger el cerebro

Como se recalca en la presentación, los extractos de hojas de gingko biloba han destacado en los últimos años dentro de los múltiples productos de origen vegetal que han mostrado efectos neuroprotectores.

El término neuroprotección hace referencia al efecto de cualquier sustancia o molécula química o biológica, con efectos protectores en el sistema nervioso que previenen, mitigan o retrasan los procesos neurodegenerativos propios de enfermedades como el Alzeimer o lesiones cerebrales. Los compuestos neuroprotectores evitan la muerte de las neuronas (apoptosis) o su degeneración.

hojas-ginkgo-biloba

Según se indica en los manuales de fitoterapia, numerosos estudios científicos realizados en las últimas décadas han venido a confirmar que el tratamiento con hojas de gingko biloba mejora el flujo sanguíneo y, más concretamente, la circulación cerebral. Además, mejora la captación de glucosa y oxígeno y disminuye los requerimientos de oxígeno a nivel cerebral, y es antioxidante y neuroprotector.

Entrando ya con el contenido de la presentación de la que nos hacemos eco hoy:

Los extractos de la hoja de ginkgo (Ginkgo biloba L.) se ha mostrado útiles en el “tratamiento de trastornos de la función cognitiva y trastornos vasculares periféricos”, puesto que, “por un lado, ejerce una acción neuroprotectora y de modulación de la neurotransmisión y neuroendocrina, y por otra mejora la circulación periférica y cerebral.

Los efectos del gingko biloba no se limitan solo a la protección sino que también ha mostrado los siguientes:

  • Favorece la recuperación en procesos neurodegenerativos y psiquiátricos.
  • Mejorar la memoria y la capacidad de aprendizaje
  • Presenta efecto antiedematoso
  • Favorece la compensación de las alteraciones del equilibrio, actuando particularmente a nivel de la microcirculación.

Aunque son necesarios más estudios, el extracto de hoja de gingko biloba está indicado en el tratamiento de los siguientes desórdenes psiquiátricos:

  • Tratamiento sintomático de síndromes de demencia moderada, incluyendo la demencia degenerativa primaria, demencia vascular y formas mixtas
  • Insuficiencia cerebral
  • Trastornos neurosensoriales como tinnitus, vértigo y mareo, así como para la mejora de la capacidad cognitiva.
  • Tratamiento de la enfermedad arterial oclusiva periférica
  • Tratamiento del estrés
  • Tratamiento de trastornos neuropsiquiátricos, tales como ansiedad y depresión, esquizofrenia y discinesia tardía, o trastorno de déficit de atención.

Como vemos, nos encontramos ante una joya para la protección de nuestro cerebro. Es muy habitual que podamos encontrar las hojas de gingko biloba (con las que realizar una infusión) o algún extracto en los herbolarios y farmacias por lo que se convierte en una alternativa estupenda no solo para tratar los problemas que he indicado sino también para prevenirlos. Los tratamientos suelen ser de 6 a 12 semanas y se recomiendan descanso de 4 semanas entre ellos. Siempre es conveniente consultar el tratamiento con nuestro médico de cabecera o fitoterapeuta y en el centro de compra, bien herbolario o bien en la farmacia.

Contraindicaciones

El uso del ginkgo biloba está contraindicado en caso de de hipersensibilidad a sus componentes y no se debe administrar a personas epilépticas.

Por otra parte, el extracto de ginkgo biloba puede potenciar los efectos de los medicamentos anticoagulantes como la warferina o del acenocumarol y el efecto antiagregante plaquetario de la aspirina.

Fuentes:

Octavo congreso de fitoterapia de la SEFIT

Fitoterapia. Vademécum de prescripción. Editores: Bernat Vanaclocha y Salvador Cañigueral.

El tutor de las plantas medicinales. Autora: Anne McIntyre

Artículos relacionados

2 pensamientos en “Ginkgo biloba, remedio natural para proteger el cerebro

    1. Hola,
      el ginkgo se puede utilizar con infusión de sus hojas aunque tambien hay una amplio catálogo de preparados con extractos. Lo mejor es consultar en el herbolario o donde lo adquiramos por las dosis y la duración del tratamiento. En infusión se puede tomar 2 o 3 veces al día. En general, se recomiendan tratamientos entre 6 y 12 semanas con descansos de 4 semanas.
      Se me olvidó indicarlo en el artículo – ahora lo añadiré- pero también es importante dejarlo por escrito aquí: el extracto de ginkgo puede potencia el efecto anticoagulante del acenocumarol y warfarina, y el antiagregante plaquetario de la espirina. Por otro lado, no debe administrarse en personas epilépticas.
      Un saludo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *