Habitos saludables para el cerebro

 bosque naturaleza

Las pasadas semanas veíamos algunos remedios naturales para contribuir a un funcionamiento saludable de nuestro cerebro. Así vimos cómo oxigenar bien el cerebro o cómo suministrarle glucosa de forma adecuada. Hoy os voy a sugerir algunos hábitos saludables para el cerebro, unos hábitos bastante sencillos de mantener pero que si llevamos a cabo pueden repercutir en nuestro funcionamiento cerebral o estado de ánimo.

Habitos saludables para el cerebro

Vamos con esos sencillos hábitos que pueden venir bien a nuestro cerebro:

Beber suficiente agua. El cerebro contiene más agua que cualquier otro órgano y es el medio en el que se llevan a cabo las reacciones químicas en él. Una hidratación deficiente conlleva falta de concentración e irritabilidad. No estás deprimido, estás distraído, como cantaba el poeta Facundo.


Dormir lo suficiente
. El sueño es un alimento del cerebro. Durante el sueño se eliminan radicales libres y tóxinas acumuladas por el cerebro durante el día. El rendimiento cerebral depende de un buen descanso mientras que la falta de de sueño origina fallos de atención, de memoria, estado de ánimo depresivo y merma de las capacidades del cerebro. En una próxima entrada veremos algunos consejos para dormir bien.

Hacer ejercicio físico. Protege contra el deterioro mental y la pérdida de memoria. El ejercicio puede regenerar neuronas en el hipocampo y al aumentar el riego sanguíneo cerebral mejora su funcionamiento. Arriba os dejaba el enlace a la entrada con unos remedios naturales para oxigenar bien el cerebro.

Respirar aire puro. Humos y contaminantes químicos (como el tabaco y la contaminación) alteran el desarrollo cerebral, especialmente en niños y niñas. En esta linea podríamos incluir el consejo de caminar entre la naturaleza, si bien esto, además de ser una de las mejores formas de respirar aire puro es un remedio natural de mucho mayor calado: la tranquilidad inherente a la naturaleza, la belleza inconmesurable de sus creaciones son alimento para el alma y por tanto para nuestro cerebro, que pierde parte de la tensión acumulada en nuestro quehacer diario, tan falto de paz.

Mantener la sangre limpia. EL 15% del riego sanguíneo corporal pasa por el cerebro. Sangre bien nutrida (oxígeno, glucosa, ácidos grasos esenciales, proteínas, vitaminas grupo B, sales minerales, hormonas) y libre de drogas permiten su buen funcionamiento.

Como vemos el cerebro es un órgano muy exigente en cuanto a los alimentos que necesita para un buen funcionamiento pero, por otra parte, los consejos que aquí os he resumido son consejos de aplicación general, que no solo sirven para una buena salud cerebral sino para una buena salud general. No podía ser de otra forma, funcionamos como un todo, el bien para la parte es el bien del todo y al revés.

 beber agua

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *