Hinojo, remedio natural para las flatulencias

hinojo remedio natural flatulencias

El hinojo ha sido una de las muchas plantas medicinales utilizadas de forma regular por muchas sociedades a lo largo de nuestro devenir en el la Tierra. Sus usos han sido muy variados y actualmente muchos de ellos están siendo confirmados por estudios científicos.

Aunque el uso del hinojo para tratar las molestias digestivas es muy antiguo no parece ser hasta el renacimiento cuando se empieza a extender su uso para controlar las flatulencias (llamadas eufemísticamente gases o, de forma más rotunda, pedos). En la actualidad, gracias a los estudios científicos al respecto, se considera el hinojo como uno de los mejores remedios naturales para las flatulencias.

En su discurso de ingreso en La Acedemia, la Iltre. Sra. María José Alonso Osorio, que lleva por título Plantas medicinales: del uso tradicional al criterio científico, realiza un repaso pormenorizado de los usos tradicionales del hinojo y del estado actual del conocimiento científico de sus virtudes terapeúticas. De este discurso he obtenido las siguientes referencias.

Hinojo, remedio natural para las flatulencias

Según indica, Alonso Osorio, tanto la ESCOP (European Scientifi Cooperative on Phytotherapy) como la Comisión E (creada en 1978, por el Ministerio de Sanidad alemán con un panel de expertos multidisciplinar, con la finalidad de revisar toda la información disponible sobre las plantas medicinales), indican el uso del hinojo para tratar dispepsias, trastornos espásticos del tracto gastrointestinal, flatulencias y sensación de saciedad.

Por su parte, la monografía de la OMS, indica el hinojo, entre otros usos bien establecidos, en el tratamiento sintomático de la dispepsia, meteorismo y flatulencias.

La Monografía Comunitaria (EMEA) recomienda el uso del hinojo, en sus variedades dulce y amarga, para el tratamiento sintomático de espasmos gastrointestinales moderados incluyendo hinchazón y flatulencia.

hinojo remedio natural flatulencias 2

Posología recomendada en base a los estudios

Las dosis recomendadas en base a los estudios de hinojo para tratar las flatulencias es la siguiente:

– 5 a 7 gramos de frutos en infusión o preparación similar al día

– 10 a 20 gramos al día de jarabe o miel de hinojo

La Monografía Comunitaria (MTP) para frutos de las variedad dulce y amarga, indica, para adultos, una dosis unitaria de 1,5 a 2,5 g. de frutos de hinojo secos con 0.25 l de agua hirviente, dejando reposar por 15 minutos, como infusión 3 veces al día.

Contraindicaciones

A dosis altas se recomienda evitar su uso en mujeres embarazadas, lactantes o en infantes. El aceite esencial contiene anetol, que es un neurotóxico, por lo que no es conveniente la administración del aceite esencial en personas con enfermedades convulsivantes y nunca debe usarse sin supervisión médica.

En cualquier caso, es conveniente informarse adecuadamente en la farmacia o herbolario donde adquiramos el hinojo para su uso.

Artículos relacionados

  • Hinojo, remedio natural como expectorante en resfriadosHinojo, remedio natural como expectorante en resfriados Los estudios científicos llevados a cabo recientemente para analizar los usos terapeúticos del hinojo han venido comprobando muchos de los usos tradicionales pero, también, han permitido […]
  • Remedios naturales para los gasesRemedios naturales para los gases Remedios naturales para combatir ese incomodo aliado, los gases o pedos. Existen bastantes de demostrada eficacia. Sin embargo, siempre se puede disfrutar de ellos mientras duren.
  • Hipérico, remedio natural para la depresiónHipérico, remedio natural para la depresión Las plantas medicinales son uno de los grandes remedios naturales más populares para el cuidado de nuestra salud. Las plantas medicinales se han venido utilizando a lo largo de milenios, […]
  • Josep Pàmies. La comida que pisamosJosep Pàmies. La comida que pisamos Este es el vídeo que dio a conocer a Josep Pamies y que posteriormente lo convirtió en una celebridad para todas aquellos que hemos descubierto la importancia de buscar los remedios […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *