Información

Lo primero y quizás más importante a señalar sobre Elremedionatural.com es que quien esto escribe no es un profesional de la salud y toda la información aquí recogida jamás debe sustituir a las recomendaciones de profesionales. Esta advertencia, siempre muy importante por la relevancia de los temas tratados, es muy oportuna en este portal puesto que de muchos de los remedios naturales que voy a ir recopilando no conozco su eficacia. Están aquí porque me parece que pueden ser interesantes y, sobre todo, porque tengo la confianza de que, en el peor de los casos, serán inofensivos.

Nada de este material sustituye, por tanto, las recomendaciones directas de los profesionales de la salud a quienes podáis dirigíos. El uso que podáis hacer de la información que vaya recopilando y presentando en este portal es, por tanto, de vuestra directa responsabilidad. Es vuestra salud la que está en juego. Por favor, no confíes en mi, contrastad, profundizad en estos apasionantes temas, acudid a profesionales, actuando con responsabilidad.

Me reafirmo en todo lo anterior aunque existe un campo sobre el que voy a escribir a menudo puesto que me parece, si no el mayor, al menos uno de los grandes pilares de la salud: la alimentación, en el que puedo poner sobre la mesa una titulación. Durante el año 2011 estudié un Master virtual anual de la Universidad Complutense de Madrid con el rimbombante título de Experto en Nutrición y Planificación Dietética que aprobé con una mención especial. Sin embargo, incluso cuando escriba sobre alimentación debo dejar claro que me parecería soberbio y erróneo pretender sentar cátedra. Cuanto más me he ido informando sobre las relaciones entre la alimentación y la salud más complejo me ha parecido el campo de estudio y tengo el convencimiento (mío, del que no pretendo convencer a nadie) que la nutrición científica, al menos tal y como se enseña en titulaciones como la que yo cursé, siendo una buena base no ha conseguido fructificar su conocimiento en unos esquemas sólidos sobre la alimentación saludable. Las razones no las tengo claras puesto que me parece que el conocimiento está ahí, a la vista, pero no he visto que se haya concretado por ningún lado. En este sentido, voy a intentar aportar mi pequeño grano de arena componiendo, espero que de forma sencilla, lo que, desde mi punto de vista (y en total compatibilidad con los conocimientos puestos sobre la mesa por la nutrición científica), es un esquema que permite alcanzar una compresión clara de las bases de la alimentación sana. Hay que tener siempre presente que cada persona es un mundo, lo cual no invalida el esquema que os propondré sino que obliga a realizar las especificaciones que cada persona y su estado de salud requiere. Si siempre me parecen fundamentales los comentarios, en estas secciones sobre alimentación me parecen claves, para ir profundizando en nuestro conocimiento a partir de los que todas y todos poseamos.

La alimentación será, quizás, el pilar más sólido de El Remedio Natural pero necesitaré vuestra ayuda para hacerlo más robusto aún. Aquí encontraréis el artículo guía sobre el que gravitarán todas las reflexiones acerca de la alimentación: La alimentación como remedio natural (aún no redactado).

Junto con la alimentación, otro de los ejes de la página van a ser las plantas medicinales. En este campo completé una breve formación en forma de curso de 32 horas, impartido por mi estimada profesora Elvira, fitoterapeuta de la ciudad de Querétaro, en Mexico. Evidentemente este curso no me ha convertido en un experto en un campo tan complejo como la fitoterapia pero sí despertó mi pasión por las plantas medicinales. Aquí iré incluyendo artículos sobre diferentes remedios naturales basados en las plantas cuando provengan de fuentes de referencia de confianza y que siempre os indicaré claramente. A parte, estoy recogiendo mi investigación sobre este apasionante campo en otra página que estoy creando paralelamente: Plantas y salud.

A parte de la alimentación y de las plantas medicinales, he de reconocer que en los demás campos que voy incluyendo en el Remedio Natural lo único que me mueve es la curiosidad. Sin embargo, no quiero con esto dar la impresión de que los remedios naturales que os presento aparecen sin filtro, tal y como me los voy encontrando. Si no me parece que tienen una base razonable en la que apoyar su supuesta eficacia no los incluiré, puesto que me parecería una falta de responsabilidad y respeto. Simplemente, no he podido comprobar la eficacia de gran parte de ellos, por lo que vuestros comentarios adquieren de nuevo importancia fundamental como vehículo para compartir el conocimiento que podáis tener.

Cuando os presento documentales o charlas variopintas y a veces extravagantes, lo hago por el placer de compartir y de dar difusión a mensajes o enfoques que señalan rumbos novedosos que se pueden contemplar desde la encrucijada en la que nos ha situado la vida moderna. Algo diferente me mueve al escribir o compartir artículos bajo el amplio campo de lo que se conoce hoy como espiritualidad. Aquí tengo que sincerarme y reconocer que la práctica de la meditación se ha convertido en un hábito muy satisfactorio y una práctica muy interesante para adentrarme en el conócete a tí mismo, clamado por sabios desde hace tanto.

Esperando que algo de lo aportado os resulte de interés, os espero en los comentarios.