Jengibre, remedio natural para vómitos y naúseas en el embarazo

rizoma jengibre

El jengibre (Zingiber officinale) es una especia de magnífico olor y sabor acre, natural del sur de Asia. Su uso en textos médicos chinos e indios se remonta a más de dos milenios. Sus propiedades caloríficas y energéticas aparecen en las obras de Confucio, hacia el 500 a.C. Hoy vemos el uso del rizoma de jengibre como remedio natural para los vómitos y naúseas del embarazo.

Advertencia: Antes de comenzar es conveniente señalar que el uso del jengibre se debe evitar en caso de padecer úlceras gastroduodenales o cálculos biliares. Además, en combinación con medicamentos anticoagulantes orales o anticoagulantes plaquetarios es peligroso puesto que puede aumentar el riesgo de hemorragias, por lo que su uso se debe consultar previamente con nuestro médico.

Jengibre, remedio natural para vómitos y naúseas en el embarazo

Las propiedades del rizoma de jengibre como remedio natural para vómitos y naúseas del embarazo que comentamos aquí han sido señaladas por Mª José Alonso Osorio, Farmacéutica comunitaria de Barcelona en su ponencia Fitoterapia durante el embarazo y la lactancia realizada en el 9º Congreso de Fitoterapia de SEFIT, que tuvo lugar en Menorca, en mayo de 2017. Aquí encontraréis el enlace al Libro de Resúmenes de dicho congreso, con muchos otros artículos interesantes sobre las propiedades de las plantas medicinales.

En el embarazo se producen múltiples cambios físicos de adaptación necesarios para asegurar el desarrollo del feto. A su vez los cambios hormonales necesarios para viabilizar el embarazo, afectan a la producción de neurotransmisores. El resultado puede ser el sufrimiento de síntomas emocionales y físicos importantes, entre los que se pueden encontrar con bastante frecuencia malestar, náuseas y vómitos.

Todo el mundo conoce que durante el embarazo debe prescindirse en la medida de los posible de ingerir medicamentos, debido a que durante esta etapa se producen alteraciones en el metabolismo de los mismos y que muchos de ellos pueden atravesar la barrera placentaria y afectar al feto. Muchas plantas pueden estar asímismo expresamente contraindicadas ya sea por su efecto sobre el feto o por su acción estimulante uterina o abortiva que puede perjudicar el embarazo. Por norma general, se recomienda no utilizar plantas medicinales en el embarazo salvo conocimiento expreso de su inocuidad.

El jengibre es una de las plantas medicinales que actualmente se considera una alternativa inocua durante el embarazo y posiblemente eficaz para las mujeres que sufren vómitos y naúseas en el embarazo gracias a una revisión de los estudios científicos por él protagonizados que se publicó en 2014. Por su parte, la monografía de la ESCOP recoge la indicación del rizoma de jengibre para las náuseas y vómitos del embarazo (bajo supervisión médica).

Las propiedades del rizoma de jengibre para el sistema digestivo no se limitan al alivio de los vómitos y naúseas durante el embarazo. Así, es útil para combatir los mareos de los viajes o los mareos matutinos de las embarazadas, la resaca o los retortijones de las diarreas y mejora el apetito y la digestión, al estimular la secrección gástrica. La raíz de jengibre puede utilizarse fresca o desecada al aire.

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *