Judias verdes, remedio natural contra la obesidad

  vaina judias verdes

La obesidad y el exceso de peso se han convertido en las últimas décadas en uno de los más importantes problema de salud a nivel mundial puesto que está asociado a las enfermedades cardiovasculares, diabetes, enfermedades reumáticas, patologías respiratorias, transtornos psíquicos y cáncer. Se ha demostrado que la obesidad causa más efectos perjudiciales para la salud que el consumo de tabaco o de alcohol. Sin intentar reducir la complejidad de este problema, vamos a ver hoy el papel de las judias verdes como remedio natural para luchar contra la obesidad.

Evidentemente, no es comparable a los problemas generados por la falta de acceso a la alimentación suficiente para mantener un estado de salud que condenan a la malnutrición a cientos de millones de personas en la actualidad (800 millones, según FAO), pero según la Organización Mundial de la Salud (OMS), sobrepeso y obesidad han alcanzado características de epidemia mundial pues más de 1.900 millones de personas adultas están encuadradas en estos grupos. Por ejemplo, España encabeza, junto al Reino Unido, el ranking de paises de Europa Occidental en tasa de obesidad con un 14% de la población presentando obesidad.

obesidad-en-el-mundo

La lucha contra la obesidad es, por tanto, fundamental no tanto a nivel estético, a pesar de que esta suele ser una preocupación primordial para las personas obesas o con sobrepeso, sino de salud. La prevención y la modificación de los hábitos de vida en los casos necesarios son aspectos esenciales en el momento en que nuestro peso empieza a sobrepasar los valores razonables para la salud.

Es preciso que la dieta general sea completa, en el sentido de suministrar todos los nutrientes y compuestos biosaludables necesarios para mantener un estado de salud, pero que, además, no suministre un número mayor de calorías de las que empleamos a lo largo y ancho del día.

El incremento de este esta gasto enérgetico dedicando más tiempo al ejercicio físico diario es, desde este enfoque, fundamental. Se estima que, cuando menos, debemos caminar a buen ritmo durante una hora, como mínimo, cinco días a la semana para estar en buena y saludable forma.

En cuanto a la dieta, se aconseja comer siempre a la misma hora, evitar el consumo de alimentos ricos en grasas, utilizar aceite de oliva virgen extra como grasa de referencia siempre que sea posible y alimentos ricos en ácidos grasos esenciales como es el pescado. En esta linea es interesante advertir contra el consumo de alimentos precocinados y evitar las cocciones a fuego elevado y/o con muchas grasas, como frituras, horneados o barbacoas. En su lugar, es muy conveniente acostumbrase a cocinar con guisos de agua y al vapor.

Es fundamental, así mismo, comer cinco raciones diarias de frutas y/o verduras, varias raciones de cereales integrales (dejando de lado los refinados, como el pan blanco, el arroz blanco o, en menor medida, la pasta no integral), legumbres y/o frutos secos.

Hay que controlar mucho los dulces de la dieta y eliminar en lo posible todos los alimentos ricos en azúcar, como los alimentos precocinados de los que hablábamos antes (que siempre incorporan cantidades de azúcar asombrosas) o los refrescos.

Aquí podréis encontrar analizada en detalla la pirámide de los alimentos que se suele usar como referencia para planificar una dieta saludable.

Más allá de estas medidas generales se puede acudir también a alimentos concretos o a plantas medicinales que se pueden emplear como coadyuvantes en el tratamiento del sobrepeso. Es dentro de esta línea, donde podemos hablar de las judias verdes como un gran remedio contra la obesidad.

 riesgo cardiovascular asociado a la obesidad

El índice de masa corporal (IMC) es una medida de asociación entre la masa y la talla de un individuo (IMC=Masa (Kg)/Altura^2 (metros)) ideada por el estadístico belga Adolphe Quetelet, por lo que también se conoce como índice de Quetelet.

Judias verdes, remedio natural contra la obesidad

La judía (Phaseolus vulgaris) es una planta originaria de México y América Central que se ha utilizado ancestralmente en la alimentación humana. Su interés en el tratamiento del sobrepeso radica en la presencia en ella de componentes (la lectina faseolamina) capaces de disminuir parcialmente la absorción de hidratos de carbono de las comidas que la incluyen.

La fibra contenida en las vainas de la judia, además, enlentecen la absorción de los hidratos de carbono, evitando los picos glucémicos que obligan al organismo a almacenar los elementos nutritivos excentes en forma de reserva adiposa. Mediante este doble mecanismo, por tanto, las vainas de judía actúan contra el sobrepeso.

En algunos ensayos clínicos, doble ciego, frente a placebo (que se detallan en el documento enlazado al final del artículo como referencia. Páginas 64 y 65), se comprobó que extractos de vainas de judía en dietas ricos en carbohidratos reducían sustancialmente el peso coorporal así como aumentaban la sensación de saciedad con un menor deseo de comer.

Por tanto, se pueden utilizar tanto los extractos de vaina de judía como incorporar las vainas de judía a nuestra alimentación cotidiana de forma regular, junto con las recomendaciones sugeridas al comienzo del artículo.

Referencia:

La fitoterapia en el sobrepeso. INFITO

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *