Krishnamurti- El principio de la meditación (1978)

krishnamurti meditacion

Hoy le toca el turno, en la investigación que os propongo acerca de la meditación, a Krishnamurti, una de las voces relevantes de la filosofía del siglo XX. Aquí está completa y subtitulada al castellano una de sus charlas del año 1978 centrada en El principio de la meditación. Puede resultar un poco ardua (al menos, para mi, resulta más sencillo leer a Krishnamurti que escucharlo porque la lectura permite las pausas necesarias), pero siempre merece la pena atender al sabio.

En cualquier caso, no cabe duda, la mejor forma de abordar la meditación es desde la práctica, no desde la teoria. De hecho, Krishnamurti nunca aborda la meditación en sí misma sino que la rodea desde diferentes ángulos, observa lo que la meditación no es más que presentar lo que es. La meditación es para él diferente a lo que es para Emilio Carrillo o el monje busdista Matthieu Ricard.

Krishnamurti- El principio de la meditación (1978)

Fuente vídeo: fagaher

He aquí algunas sentencias de K referentes a la meditación:

“El principio de la meditación es el conocimiento de sí mismo. Cuando las actividades del yo han cesado, sólo entonces hay silencio. Ese silencio es la verdadera meditación y, en ese silencio, lo eterno se manifiesta”.

(Obras completas, volumen V, p.168)

“En primer lugar, la mente debe estar callada, prestando la máxima atención, pero sin calificar, comparar ni desear nada. Ese estado de atención en el que el “yo” se encuentra totalmente ausente, es meditación.”

(Esa luz en uno mismo, p.37)

“La meditación implica atención, cuidado, atenta observación de todo pensamiento, acción o cosa, sin calificar, aceptar o rechazar, ya que todo ello es obra del pensamiento, del tiempo y del pasado.”

(Una manera completamente distinta de vivir, p.349)

“K introdujo a los niños en el conocimiento propio y en la meditación. Al final de una charla dijo: “Ante todo permanezcan así sentados en completa quietud, cómodamente, muy serenos, relajados; les mostraré: Ahora, miren los árboles, las colinas, la sombra de esas colinas, mírenlas, miren la cualidad de su color, obsérvenlas. No me escuchen a mí. Observen y vean esos árboles. No los miren con la mente, sino con los ojos. Después de haber mirado todos los colores, la forma del suelo, de las colinas, de las rocas, la sombra que proyectan, trasládense entonces de lo externo a lo interno y cierren los ojos, cierren los ojos completamente. Han terminado de mirar las cosas exteriores y ahora, con los ojos cerrados, pueden mirar lo que ocurre dentro. Observen lo que ocurre dentro de ustedes, no piensen, sólo observen, no muevan los globos oculares, manténgalos muy, muy quietos, porque ahora no hay nada que ver con ellos, ustedes han visto las cosas que les rodean, ahora están viendo lo que ocurre dentro de la mente, y para ver lo que ocurre dentro de la mente deben estar muy quietos en lo interno. Y cuando hacen esto, ¿saben lo que les sucede? Se vuelven muy sensibles, muy atentos a las cosas externas e internas. Entonces descubren que lo externo es lo interno, descubren que el observador es lo observado”.

(Krishnamurti y la educación, citado en Biografía, Pupul Jayakar, pp.440-441)

“La meditación implica vaciar de su contenido a la conciencia. Sólo entonces pueden la mente y el cerebro estar absolutamente quietos. Esa quietud absoluta es indispensable para observar. (…) La meditación implica la calidad de una mente por completo silenciosa, no silenciada.”

(Libertad total, pp.386-389)

“La meditación es el sentido de la completa comprensión de la totalidad de la vida. Es el silencio absoluto de la mente. Sólo en ese silencio total se encuentra la Verdad.”

(Esa luz en uno mismo, p.51)

“Tal como nos lavamos todos los días, así también tiene que existir la acción de sentarse quietamente con otros o a solas. Esta soledad creativa no puede ser sustituída por la enseñanza o impulsada por la autoridad externa de la tradición o inducida por la influencia de aquellos que desean sentarse quietamente, pero son incapaces de permanecer solos. Esta soledad ayuda a la mente a que se vea con claridad a sí misma como en un espejo y a que se libere del inútil esfuerzo de la ambición con todas sus complejidades, temores y frustraciones que son el resultado de la actividad egocéntrica”.

(El arte de vivir, p.16)

Jiddu Krishnamurti (n. 12 de mayo de 1895, en Madanapalle, Andhra Pradesh, India – 17 de febrero de 1986, en Ojai, California, Estados Unidos), fue un conocido escritor y orador en materia filosófica y espiritual. Sus principales temas incluían la revolución psicológica, el propósito de la meditación, las relaciones humanas, la naturaleza de la mente y cómo llevar a cabo un cambio positivo en la sociedad global. Aquí os dejo el enlace al artículo de la wikipedia sobre él.

Artículos relacionados

  • La meditación según Sergio VilloldoLa meditación según Sergio Villoldo Seguimos acercándonos a la meditación, una de las prácticas esenciales para el conocimiento interior que ha formado parte de las doctrinas de todas las escuelas espirituales que han […]
  • Thich Nhat Hanh y la atención correctaThich Nhat Hanh y la atención correcta Thich Nhat Hanh es un maestro zen y monje budista. Uno de los, por decirlo de algún modo, maestros espirituales, más conocidos de estas últimas décadas gracias a su acción y compartir […]
  • La meditación para Ramiro CalleLa meditación para Ramiro Calle Ramiro Calle es uno de los maestros de yoga más conocidos en España, con una trayectoria de décadas impartiendo y aprendiendo esta disciplina. Tras ver lo que era la meditación para […]
  • Eckhart Tolle – ¿Que es la meditacion?Eckhart Tolle – ¿Que es la meditacion? Seguimos profundizando en el significado de la meditación, esa práctica fundamental para la salud mental. Tras los vídeos con lo que Krishnamurti, Emilio Carrillo, y Matthieu Ricard tenían […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *