Lavanda, buen complemento para tratar la depresión leve o moderada

lavanda remedio depresion

En los últimos meses he venido presentando algunas interesantes propiedades de la lavanda, por ejemplo para subir el estado de ánimo o para dormir bien, hoy vamos con otro de los posibles usos más interesantes de esta extraordinaria planta medicinal: coadyuvante para tratar la depresión leve o moderada.

La lavanda (Lavandula angustifolia) es un arbusto permanente con inflorescencias de fores aromáticas de color malva agrupadas en espigas sobre un largo pedúnculo, natural de los países meditarráneos. Popularmente se considera que la inhalación de las sumidades floridas de estas especies aromáticas produce un efecto tranquilizante, por lo que se preparan almohadas con flor seca de lavanda para ayudar a conciliar el sueño.

Con fines medicinales se emplean las sumidades floridas y el aceite esencial de distintas especies del género Lavandula (Lavandula angustifolia, Lavandula officinalis, L. vera DC). Las sumidades floridas de la lavanda contienen aceite esencial, rico en monoterpenos, entre los que destaca el linalol.

Lavanda, buen complemento para tratar la depresión leve o moderada

Tradicionalmente la lavanda ha sido usada como digestiva, espasmolítica, antiséptica de las vías respiratorias y urinarias, analgésica y sedante. Tanto el aceite esencial de lavanda como el linalol, se comportan como sedantes y ansiolíticos, afectando la neurotransmisión y disminuyendo la tensión arterial.

La Comisión E ha aprobado el uso de la lavanda para tratar los estados de intranquilidad, insomnio y para los trastornos funcionales digestivos de origen nervioso.

Como podemos ver en la siguiente tabla, que nos muestra los ensayos clínicos realizados con la lavanda, las propiedades para tratar la ansiedad han sido bien estudiadas, lo que está directamente relacionado con las propiedades antidepresivas que hoy nos interesan.

-estudios-clinicos-lavanda

Los resultados obtenidos en un estudio clínico doble ciego, aleatorizado, frente a placebo, realizado en el año 2003 por Akhodzadeh et al. sugieren que la lavanda puede ser un buen coadyuvante en el tratamiento de la depresión leve o moderada, al haber comprobado que la asociación de tintura de lavanda (1:5, 50% alcohol, 60 gotas al día) con la terapia antidepresiva convencional (antidepresivos tricíclicos (imipramida), 100mg/día) producía una mejoría más notable y de más rápida aparición.

Posología

La posología recomendada por la comisión E, salvo diferente prescripción:

  • Infusión: 1-2 cucharaditas de droga desecada por taza.
  • Extracto fluido (1:1): 10-20 gotas, tres veces al día.
  • Aceite esencial: 1 a 4 gotas (20-80 mg aproximadamente), por ejemplo añadidas a una infusión.

Advertencias

Debido a su contenido en taninos, la administración de la droga en forma de infusión puede agravar la gastritis y la úlcera péptica.

Fuentes:

  1. Fitoterapia. Vademécum de prescripción. Editores: Bernat Vanaclocha y Salvador Cañigueral
  2. Plantas medicinales para el insomnio. INFITO
  3. Tercer volumen de monografías publicado por la Organización Mundial de la Salud (OMS)

 

Artículos relacionados

Otros Artículos Relacionados

Deja un Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.