Los asombrosos efectos para la salud de los paseos

caminar-bosque-efectos-saludables

Desde siempre, mucho se ha caminado. Para alcanzar un destino, para filosofar, contemplar, charlar o amar. Hasta el punto de que en el refranero castellano abundan los dichos sobre el caminar y la salud:

Mas suelas y menos cazuelas”, “Si quieres llegar a viejo, poca cama, poco plato, y mucha suela al zapato” o “Para bien estar, mucho se ha de andar”.

Antonio Machado también resaltó la importancia, ineludible, del caminar, aunque fuese metafóricamente:

Caminante, son tus huellas

el camino y nada más;

Caminante, no hay camino,

se hace camino al andar.

Al andar se hace el camino,

y al volver la vista atrás

se ve la senda que nunca

se ha de volver a pisar.

Caminante no hay camino

sino estelas en la mar.”

En la filosofía, Walter Benjamin inmortalizó la figura del caminante urbano, el flâneur, y en tiempos recientes han aparecido en las librerías títulos como El arte de pasear, Andar y pensar, El caminante, Elogio del caminar o Andar, una filosofía.

Andar está de moda. No solo por su valor para nuestra salud sino como actividad revolucionaria. En tiempos de velocidad extrema, de eficiencia, de aficiones múltiples y adicciones, de atención digital, el caminante reivindica el sosiego, la búsqueda de paz, felicidad y conocimiento en la actividad más sencilla que el ser humano puede acometer.

Caminar aúna el ejercicio físico suave (o no tan suave, depende de la marcha que nos demos) y la salida, en muchos casos, a entornos naturales. Ya habíamos visto que pasear era uno de los mejores remedios para oxigenar el cerebro o lo saludable de estar en la naturaleza.

Recientemente, el importante efecto de caminar para la salud ha vuelto a saltar al primer plano del mundo de la ciencia con dos importantes estudios, cuyas conclusiones pasamos a resumir.

Los asombrosos efectos para la salud de los paseos

Una publicación reciente de la universidad de Harvard, Estados Unidos, presentaba los cinco mejores ejercicios que se pueden realizar de acuerdo a su beneficios para la salud: nadar, caminar, tai chí, entrenamientos de fuerza y ejercicios Kegel.

Según los investigadores de la prestigiosa universidad, estos «entrenamientos» pueden hacer maravillas por su salud. Ayudarán a mantener el peso bajo control, mejorarán el equilibrio y rango de movimiento, fortalecerán los huesos y protegerán sus articulaciones, evitarán los problemas de control de la vejiga e incluso evitarán la pérdida de memoria.

Sin importar su edad o nivel de condición física, estas actividades son algunos de los mejores ejercicios que se pueden hacer y contribuirán a ponernos en forma y disminuir el riesgo de enfermedad.

En cuanto a caminar, el estudio indica que se puede comenzar con un paseo suave, de 10 a 15 minutos, para ir incrementando, progresivamente, tanto la distancia como la velocidad. Se recomienda finalmente un ejercicio entre 30 y 60 minutos casi todos los días de la semana. La velocidad ideal para lograr el efecto máximo sobre la salud, sería equivalente a recorrer cada kilómetro entre los 8,5 y los 12 minutos.

Por otra parte, un meta-análisis que incluía estudios científicos hasta abril de 2017 resumía los beneficios cardiovasculares asociados a caminar regularmente.

Esta revisión incluyó 37 estudios de alta calidad y concluyó que caminar era beneficioso hasta para siete factores de riesgo de la enfermedad cardivascular:

  • masa corporal
  • índice de masa corporal
  • grasa corporal
  • presión arterial sistólica y diastólica
  • lucosa en ayunas
  • VO2 máx

 

No hubo efectos significativos para la circunferencia de la cintura, la relación cintura-cadera y cuatro variables de lípidos en la sangre.

Según la universidad de Harvard, caminar, además, ayuda a mejorar el estado de ánimo, a mantenerse en forma, disminuir el riesgo de contraer enfermedades (además de las enfermedades cardíacas, también la diabetes), mejorar la memoria y reducir la pérdida de memoria asociada a la edad.

Así que ya sabemos, a pasear a buen ritmo, observando animalicos y árboles y a disfrutar de la vida.

Otros Remedios Naturales