Los mejores pescados azules para nuestra alimentación

 caballas pescado azul

Los pescados azules son un grupo de alimentos muy interesantes para incluir en nuestra dieta de forma regular. Hoy vamos a ver cuáles son los mejores pescados azules a nuestra disposición así como las razones por las que son considerados los más adecuados.

Según las recomendaciones de las instituciones de salud de los países occidentales, por ejemplo, en las pirámides alimenticias que promueven desde hace décadas, se insiste en que debemos comer pescado varias veces a la semana.

Por otra parte, multitud de estudios publicados a lo largo de estos últimos años han venido avalando el importante papel que las grasas omega 3 juegan en la salud del ser humano. Los pescados azules son, con gran diferencia, las principales fuentes alimentarias de estas grasas. Esto viene a corroborar y dar fundamento a las recomendaciones institucionales.

Se suele insistir también en que los pescados son una gran fuente de proteínas lo que, siendo cierto, no es tan relevante como su composición grasa puesto que las proteínas están muy ampliamente distribuidas en los diferentes alimentos y, salvo en casos de personas desnutridas, no es habitual que las dietas presenten deficiencias proteicas.

¿Qué son los pescados azules?

Los pescados se suele dividir, dependiendo de su contenido en grasa, en tres grandes grupos:

Los pescados azules son, por tanto, los pescados más grasos. Las grasas del pescado son de las más insaturadas del mundo animal por lo que entre las grasas contenidas en los pescados azules se suele señalar su riqueza en grasas omega 3 (insaturadas).

¿Por qué unos pescados azules se pueden considerar mejores?

La principal razón que diferencia a unos pescados azules de otros es su tamaño.

La contaminación marítima, consecuencia de nuestro modelo de desarrollo económico, está alcanzando unos niveles tan elevados que algunos pescados, como esponjas que son, han acumulado los metales pesados liberados a los oceános en cantidades que empiezan a ser peligrosas para la salud humana.

Los pescados acumulan estos metales pesados (mercurio, principalmente) en la grasa, de tal manera que los pescados situados en lo alto de la cadena trófica están más contaminados. Dicho de otra manera, los pescados de gran tamaño están más contaminados que los pequeños.

Como ejemplo de esto, nos encontramos, en España, con la advertencia de la AESAN sobre el consumo de determinados pescados azules para embarazadas y niños.

Aunque se suele relativizar la importancia de esta contaminación no conviene olvidar que, siguiendo el ejemplo de España, el citado informe se ocultó durante siete años por las presiones del sector. O sea, el gobierno tuvo conocimiento del peligro de consumir determinados pescados azules por esta causa durante muchos años y decidió no hacerlo público. Evidentemente, la irresponsabilidad de este comportamiento debería ser delictiva pero valga aquí como muestra de la laxitud con la que los responsables políticos se toman asuntos relativos a la salud pública si entran en colisión con intereses económicos importantes.

Otra razón que se puede considerar es el habitat y condiciones de vida del pescado. Al igual que pasa con el ser humano, la salud y el tipo de grasa presente en el organimos depende del modelo de vida y de la dieta seguida. Por este motivo, los pescados criados en piscifactorias, que se mueven mucho menos y con una alimentación radicalmente diferente que los que viven en libertad, presentan un perfil de ácidos grasos diferente y no tan saludable.

¿Cuales son los mejores pescados azules?

Antes de responder a esta pregunta hay que tener en cuenta que la nutrición es una ciencia en desarrollo. Como bien ya sabemos, dogmas aceptados en el pasado son hoy considerados erróneos. Podemos dar por sentado, en buena lógica, que algunos postulados válidos hoy cambiarán en unos pocos años. Por tanto, es conveniente mantener un espíritu crítico ante lo que se nos dice, puesto que son muchos los intereses que hay a veces, muchas veces, tras las informaciones relacionadas con la alimentación.

En mi opinión, los mejores pescados azules a la luz de todo lo dicho, son los pescados azules de pequeño tamaño procedentes de la pesca extractiva (o de algunos modelos de acuicultura hoy todavía en desarrollo que no suelen ofrecer sus peces al público general. En España tendríamos un ejemplo de ella en Veta La Palma).

Entre los pescados azules que podemos encontrar con estas características tenemos un buen, aunque no muy amplio, surtido que se suele encontrar a un precio muy asequible en las pescaderias:

  • Sardina
  • Anchoa
  • Boquerón
  • Arenque
  • Caballa
  • Jurel

Por las mismas razones no es muy recomendable consumir demasiado de estos otros pescados:

  • Salmón (salvo que sea de Alaska, que no es fácil de encontrar)
  • Pez espada
  • Salmonete de roca
  • Emperador
  • Cazón
  • Tintorera
  • Atún rojo
  • Panga
  • Perca
  • Lucio

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.