Picar los alimentos

picar los alimentos

Incluso un hecho, en apariencia tan simple, como picar un alimento antes de cocinarlo, tiene su importancia, como vamos a ver. Aquí os recomiendo echar un vistazo a la entrada sobre Cómo cocinar, donde he hecho un resumen de los principales aspectos a tener en cuenta a la hora de cocinar sano.

Picar los alimentos

Los principales efectos de picar los alimentos son los siguientes:

Cuanto más troceemos un alimento, mayor será su superficie de contacto con el oxígeno del aire y con los gérmenes del ambiente.

El troceado y el picado, por tanto, favorecen la oxidación y destrucción de los nutrientes – más intensa en las verduras y hortalizas- y la contaminación y proliferación bacteriana – más importante en la carne. Por eso, si picamos o troceamos hortalizas y verduras conviene comerlas de inmediato. En el caso de la carne suele ser menos importante, puesto que al someterla al calor, habitual al cocinarla, se destruyen estos gérmenes patógenos.

¿Pelar las frutas, verduras y hortalizas?

Además, tenemos que tener en cuenta que en las verduras, frutas y hortalizas una parte muy importante de sus nutrientes se hallan en la piel o justo debajo de esta. Es muy importante, no pelarlas nunca, salvo que sea imprescindible.

Esto nos llevaría a una discusión que puede ser provechosa sobre si, teniendo en cuenta el uso de pesticidas y herbicidas tan abundante en la agricultura extensiva comercial, es mejor pelar frutas, hortalizas y verduras, o no.

Por un lado, al pelarlas dejamos de la lado una parte fundamental del contenido de estos alimentos, por otro, también eliminamos buena parte de los restos de pesticidas y herbicidas, cuyo efecto sobre la salud sigue siendo objeto de discusión. A esta discusión dedicaré una parte mis esfuerzos puesto que es un tema muy controvertido y, a la vez, de importancia capital.

Evidentemente, hay una solución que nos salva del dilema: el consumo de alimentos ecológicos.

Alimentos ecológicos al rescate

Como estos alimentos son cultivados sin  herbicidas y pesticidas basados en el petróleo no hay ningún problema en comérnoslos con su piel. Si no estáis acostumbrados, pronto descubriréis que hasta la calabaza, por poner un ejemplo representativo, se puede comer perfectamente con su piel.

En resumen, cuando queramos prepararnos un plato cuyo objetivo sea nuestra mejor alimentación y no, por ejemplo, preparar algo sabroso para una cena en grupo, mejor trocearlos los alimentos lo menos posible y nunca pelarlos.

Fuente foto:

http://www.elclubgastronomico.com.ar/?pag=b&id=106

Artículos relacionados

  • Deventajas del cocinar los alimentosDeventajas del cocinar los alimentos En la entrada anterior veíamos las ventajas de cocinar los alimentos, especialmente en lo que se refiere a la carne, pescado, cereales y legumbres secas y a la patata, berenjena y […]
  • Ventajas de cocinar los alimentosVentajas de cocinar los alimentos Cocinar los alimentos es considerado uno de los principales avances culturales llevados a cabo por el ser humano en su periplo en el tiempo. Y así parece, en gran medida, puesto que nos […]
  • Documental El plato o la vidaDocumental El plato o la vida Os recomiendo hoy un fantástico documental titulado El plato o la vida y realizado en España en 2012 con dirección de Nani Moré. Este documental de 55 minutos, en catalán con subtítulos en […]
  • Documental Nuestros hijos nos acusaránDocumental Nuestros hijos nos acusarán Documental realizado por Jean-Paul Jaud en el año 2008 en Francia con el sugerente título Nuestros hijos nos acusarán, en versión orginal con subtítulos en castellano.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *