Remedios naturales anti-polillas

 polillas

Las polillas son esos hermosos animales que tienen la costumbre de habitar nuestros armarios para alimentarse de algunas de nuestras mejores ropas. Por supuesto, no se tirarán a por tejidos sintéticos o mixtos sino que preferirán las prendas de lana o cachemir, como no podría ser de otra forma.

Hoy vamos a ver un remedio natural anti-polillas a base de hierbas, mucho más agradable que las bolas de alcanfor, muy efectivas pero que dejan ese inconfundible y no muy agradable olor en nuestra ropa.

Remedios naturales anti-polillas

Para preparar este remedio natural para las polillas vamos a precisar lo siguiente:

ROMERO, LAVANDA Y AJENJO. 50 gramos de las siguientes hierbas secas: romero, lavanda y ajenjo. Si las hierbas son frescas necesitaremos el doble (100 gramos). Esta es una regla general al tratar con las hierbas, siempre se precisa el doble de hierba húmeda que seca.

LIRIO DE FLORENCIA. 25 gramos de lirio de Florencia en polvo

CANELA. 2 ramitas de canela

CLAVILLO. 2 cucharaditas de clavillo

ACEITE ESENCIAL DE ROMERO. 1 gota de aceite esencial de romero

ACEITE ESENCIAL DE LAVANDA (opcional). 1 gota de aceite esencial de lavanda

PAÑUELOS

TIJERAS

 Los pasos que debemos seguir para preparar el remedio antipolillas son los siguientes:

  1. Troceamos finamente las hierbas con las tijeras. Vamos retirando los tallos duros en el proceso. Las ramas de canela las rompemos igualmente en trozos pequeños.
  2. Añadimos el resto de ingredientes, incluyendo el aceite esencial de romero.
  3. Colamos aproximadamente 15 ml de la mezcla en el centro de un pañuelo. Juntamos las cuatro esquinas para confeccionar un hatillo y los atamos con una cinta.
  4. Repetimos la operación hasta utilizar todos los ingredientes o hasta que tengamos los hatillos necesarios para sugerir a las polillas que busquen otra residencia más adecuada para ellas y para nosotras.

Podemos renovar el preparado cada seis meses tan solo con añadir una gota de aceite esencial de romero y de lavanda a nuestro pañuelo.

Otros Remedios Naturales