Remedios naturales para la memoria: alimentos buenos para el cerebro

alimentos-buenos-para-el-cerebro

Con el paso del tiempo nuestra memoria puede resentirse como resultado de un deterioro cerebral que en los casos más extremos puede llevar a padecer Alzheimer o demencia vascular. Sin embargo, este deterioro no es solo achacable al inevitable proceso de envejecimiento sino que se puede asimilar a una enfermedad crónica en buena medida debida al estilo de vida.

En otro artículo presentaremos algunos factores que pueden ayudar a prevenir el Alzheimer, hoy nos vamos a centrar en algunos alimentos cuyo consumo repercute favorablemente en la salud cerebral y que, por tanto, nos ayudan a mantener la memoria, siendo también algunos de los pilares en esa prevención del Alzheimer. En otro artículo habíamos comentado algunos hábitos saludables para el cerebro así como algunos remedios para oxigenar bien el cerebro, que son un buen complemento para la información presentada aquí.

Remedios naturales para la memoria: alimentos buenos para el cerebro

Antes de señalar estos alimentos concretos beneficiosos para la salud del cerebro conviene recalcar que más que alimentos concretos lo importante es seguir una dieta saludable en la que estos alimentos tengan su cabida de forma natural. No se trata de mantener patrones de alimentación perjudiciales e intentar revertir sus efectos comiendo un puñado de arándanos un par de veces a la semana.

No se pueden resumir los pilares de una dieta saludable en un par de párrafos y a ello habrá que dedicarle una serie de artículos específicos. Sin embargo, como acercamiento, es conveniente echar un vistazo a la última pirámide a la alimentación saludable SNEC 2015, que es, por primera vez, una guía rigurosa que puede servir como referencia de cuáles deben ser los alimentos esenciales en la dieta diaria: cereales integrales, agua, verduras, hortalizas, fruta, frutos secos, aceite de oliva virgen extra, legumbres, pescado, huevos, quesos y ocasionalmente algo de carne.

arandanos alimentos buenos para el cerebro

Por supuesto no se trata de consumir todos todos los días, salvo los primeros grupos que sí han de ser de consumo diario. Por otra parte, conviene preparar los alimentos al vapor o en guisos, reduciendo los sofritos, fritos, planchas, barbacoas y otros procesos que utilicen temperaturas muy elevadas. La utilización de especias también es muy interesante. Se mencionan estos puntos para dejar claro que la clave de la prevención del deterioro cerebral está en el conjunto de la dieta, si bien, estudios recientes parecen avalar los efectos de algunos alimentos concretos sobre la memoria. Vamos con ellos:

  • Frutas y verduras: El consumo diario de frutas y verduras se ha relacionado con una disminución del 30% del riesgo de padecer demencia, probablemente debido a las propiedades antioxidantes y antiinflamatorias asociadas al conjunto de los productos vegetales. Frutas concretas como los arándanos y las granadas han destacado por su contenido en antioxidantes.
  • Vino tinto: Siempre que nos encontremos con estudios que indican las propiedades beneficiosas del consumo de alcóhol conviene mantener el sano escepticismo. Sin embargo, existen e indican que tomar entre una 1 y 2 copas del vino al día (incluso de cerveza o licores) disminuye significativamente el riesgo de padecer Alzheimer y demencia vascular. El efecto protector del vino parece asociado a su contenido en resverastrol, potente antioxidante y antiiflamatorio que reduce las placas ensenciales para el desarrollo de la enfermedad cerebral. Sin embargo, el consumo excesivo de alcóhol, situado en más de cuatro vasos al día, implica un aumento importante en los dos tipos de demencias.
  • Aceite de oliva virgen extra: El elevado contenido en grasas monoinsaturadas del aceite de oliva virgen extra aumenta las tasas del colesterol HDL y varios estudios asocian bajos niveles de HDL con el declive cognitivo y la demencia. Por otra parte, el aceite de oliva virgen extra es muy rico en polifenoles, con actividad beneficiosa. Es, por tanto, muy interesante utilizar el aceite de oliva virgen extra como el aceite de uso cotidiano, sin excluir por ello otros aceites muy interesantes (como el de sésamo, germen de trigo, girasol extra virgen, lino, chía, coco, entre otros). No se puede dejar de señalar la importancia de que el aceite de oliva sea virgen extra, que es a cuyo consumo siempre se asocian sus multiples efectos beneficiosos.
  • Té verde: Los polifenoles del té verde poseen diversas propiedades neuroprotectoras que podrían ayudar en la prevención del Alzheimer y del Parkinson. El consumo diario de dos o más tazas de té verde parece reducir de forma considerable las posibilidades de padecer ambas enfermedades. Consumos menores de té o de té negro o café no parecen presentar reducción alguna.
  • Especias: La cúrcuma contiene curcumina, la molécula de mayor poder antiinflamatorio del reino vegetal que reduce la formación de placas amiloides y protege a las neuronas de dichas placas. Al parecer, las personas que consumen regularmente platos con cúrcuma son menos propensas a sufrir un declive cognitivo asociado a la edad. Otras hierbas aromáticas y especias, como por ejemplo, el romero (Rosmarinus officinalis) y la salvia (Salvia officinalis), también son reconocidas por su potencial antiinflamatorio y antioxidante (lista de las principales plantas antiinflamatorias).
  • Pescado azul y otros alimentos ricos en ácidos grasos omega-3: Parece comprobado que el consumo abundante de alimentos ricos en grasas saturadas y grasas trans aumenta considerablemente el riesgo de padecer Alzheimer. Por el contrario, las grasas poliinsaturadas omega-3 parecen participar activamente en la prevención de esta enfermedad. Diferentes estudios han permitido observar que el consumo de al menos una ración de pescado azul a la semana (se considera adecuado comer al menos dos raciones semanales) suponía una reducción del 35% del riesdo de desarrollar la enfermedad de Alzheimer en comparación con las personas que no comían pescado azul casi nunca.

Fuente:

Tu seguro de salud. Autores: Dr Richard Beliveau y Dr Denis Gingars

Artículos relacionados

  • Remedios naturales para el envejecimiento de la piel: alimentaciónRemedios naturales para el envejecimiento de la piel: alimentación El envejecimiento de la piel es un proceso natural en el ser humano asociado, obviamente a la edad. Sin embargo, este envejecimiento puede verse acelerado o retardado dependiendo de […]
  • Remedios naturales para reforzar la memoriaRemedios naturales para reforzar la memoria A lo largo de estos meses he venido presentando algunos remedios naturales para mejorar la memoria. Así hablamos de las propiedades del hisopo de agua, del ginkgo biloba o de algunos […]
  • Remedios naturales para la artrosisRemedios naturales para la artrosis La artrosis es una dolencia muy molesta y muy extendida entre la población adulta, llegando a suponer aproximadamente el 10% de las visitas al médico. Así, afecta a una de cada cinco […]
  • Alimentos ricos en Riboflavina (Vitamina B2)Alimentos ricos en Riboflavina (Vitamina B2) Las vitaminas son compuestos orgánicos fundamentales para el mantenimiento de las funciones metabólicas de nuestras células. Nuestro organismo no las puede fabricar por lo que debemos […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *