Remedios naturales para el acné

 remedios naturales contra acne

Acné es la denominación genérica de todas las enfermedades cutáneas que tienen su origen en el sistema pilosebáceo. Hoy vamos a ver algunos remedios naturales para combatir este acné que tantos quebraderos de cabeza causa.
La causas que desencadenan la aparición y gravedad del acné son diversas y aún no están perfectamente determinadas. El acné depende de factores hereditarios, así las personas con cutis graso tienen una mayor predisposición al acné, sin embargo, está predisposición no es una maldición puesto que en la aparición del acné siempre está presente un factor hormonal y la alimentación desempeña un papel fundamental.
Aunque en las pústulas del acné se encuentra un estafilococo determinado, todos los remedios utilizados contra él, aunque venzan al germén, son incapaces de erradicar las erupciones cutáneas. Está claro que para combatir el acné hay que actuar contra las causas subyacentes que lo generan y se sabe que una alimentación desordenada empeora con certeza la enfermedad.

Remedios naturales para el acné

Uno de los mejores remedios naturales contra el acné es, por tanto una alimentación equilibrada. Sin embargo, se ha ido determinando la influencia que algunos nutrientes concretos parecen tener en la aparición y desarrollo del acné. Vamos a centrarnos en ellos, porque nos pueden proporcionar algunas vías rápidas de lucha:

  • Vitamina A: Necesaria para el buen funcionamiento de las glandulas sebáceas de la piel. Hortalizas y frutas de color anaranjado (zanahorias, mangos, albaricoques), aportan betacaroteno, que se transforma en vitamina A según las necesidades del organismo.
  • Cinc: Necesario para el equilibrio hormonal y para el sistema inmunológico. Algunas buenas fuentes son levadura de cerveza, germen de trigo, nueces, semillas de calabaza y girasol.
  • Grasas: Se sospecha, aunque no está probado, que embutidos, carne de cerdo, chocolate, mantequilla y otros productos ricos en grasa animal favorecen el acné.
  • Leche de vaca: Un estudio de la universidad de Harvard indica que los jóvenes que consumen más leche de vaca, aún desnatada, tienen mayor riesgo de padecer acné.
  • Azúcares y dulces: Una alimentación rica en azúcares y otros productos de elevado índice glucémico, como harinas refinadas (blancas), favorecen el acné. Un estudio en la Universidad RMIT de Melbourne indica que el consumo de cereales integrales y en general de alimentos con baja carga glucémica protegen contra el acné.

Junto a todos estos remedios a partir de la alimentación es conveniente seguir unas normas generales que, aunque no eliminen el acné, ayudan a reducir su gravedad:

  • No tocarse los granos, pues puede aumentar la inflamación de los mismos y extenderse la infección.
  • Cuidado con el maquillaje puesto que los maquillajes grasos elaborados con aceites o lanolina obstruyen los poros de la piel, lo que favorece el acumulo de grasa en las glándulas, dando lugar a los granos de acné. Si se usa algún maquillaje al menos hay que desmaquillarse por la noche
  • Usar cosméticos sin grasa: Usar tan pocos productos para la piel como sea posible y si se usan que sean de base acuosa, para que no obstruyan los poros.
  • Lavar la cara suavemente dos o tres veces al día con un jabón no irritante, enjuagando bien con agua templada o fría para eliminar el jabón.

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *