Remedios naturales para evitar el estreñimiento

estreñimiento remedios naturales

En entradas anteriores habíamos presentado algunos remedios naturales para el estreñimiento. Así habíamos hablado del fundamental papel de la fibra para prevenirlo y os había sugerido una receta de pan de higos, útil a la vez que sabrosa. Hoy vamos a recopilar varios de los remedios naturales de los que disponemos para evitar el estreñimiento.

El estreñimiento (del latín stringĕre, apretar, comprimir) es una condición que consiste en la falta de movimiento regular de los intestinos, lo que produce una defecación infrecuente o con esfuerzo, generalmente de heces escasas y duras. La frecuencia defecatoria normal varía entre personas, desde un par de veces al día hasta tres veces a la semana. Puede considerarse un trastorno según altere o no la calidad de vida.

Según la popular Escala de heces de Bristol se considera que se padece estremiento en estos dos supuestos:

  • Tipo 1: las heces están formadas por trozos duros separados, que pasan con dificultad. Estaríamos ante un estreñimiento importante.
  • Tipo 2: Heces con forma de salchicha compuesta de fragmentos constituirían un ligero estreñimiento.

El estreñimiento no es una enfermedad, sino un síntoma con muchas causas, como pueden ser una dieta con poca fibra, falta de ejercicio físico, ingesta insuficiente de líquido, tomar algunos medicamentos o ciertos antidepresivos. También es habitual durante el embarazo. De hecho, el estreñimiento afecta al doble de mujeres que de hombres.

Diversas enfermedades pueden provocar estreñimiento, tales como:

  • El síndrome del intestino irritable.
  • La enfermedad celíaca. En ocasiones, puede ser muy llamativo y constituir el síntoma principal.
  • La sensibilidad al gluten no celíaca.
  • El hipotiroidismo.
  • Ciertos trastornos neurológicos.
  • El cáncer de colon.

El tratamiento se debe centrar en la enfermedad causante, cuya identificación requiere una correcta evaluación previa del paciente.

Remedios naturales para evitar el estreñimiento

Además de ser un efecto de otras posibles enfermedades subyacentes, el estreñimiento suele ocasionar diversos problemas de salud de diversa importancia por lo que es un padecimiento que debemos esforzarnos en prevenir. Vemos algunos de los remedios naturales de los que disponemos para evitar el estreñimiento.

  • Seguir una dieta saludable: En este artículo os presentábamos nuestra sugerencia para una dieta sana. Como características importantes para prevenir el estreñimiento se pueden destacar la importancia de comer abundantes VERDURAS, FRUTAS (tanto fresca como seca), LEGUMBRES o CEREALES INTEGRALES. Su alto contenido en FIBRA los convierte en los alimentos más adecuados para prevenir el estreñimiento. Se recomienda comer fruta y verdura no menos de cinco veces al día. La dieta pobre en fibra es la principal causa de estreñimiento en la población sana.
    • Profundizando un poco en este fundamental punto, nunca se insistirá lo suficiente en la importancia de que los cereales de la dieta sean siempre integrales. Preparar la comida principal del día con cereales integrales o legumbres o desayunar leches vegetales, por ejemplo, con copos integrales de cereales (de avena, cebada, espelta, etc.) es una buena opción para prevenir el estreñimiento. Se puede añadir también a los yogures.
    • Algunas frutas se suele indicar especialemente para evitar el estreñimiento. Así se suelen encontrar las ciruelas o higos (frescos o secos), manzanas (frescas, al horno o en compota), caquis o kiwis. Mucho mejor si las tomamos todas con su piel, donde se encuentra la mayor parte de los compuestos de interés para la salud y la fibra.
  • Aceite de oliva virgen extra: Una de las mejores grasas de las que disponemos para consumir de forma diaria y un gran remedio para el estreñimiento. Incluso si se padece un estreñimiento ocasional puede resultar efectivo tomar una cucharada de aceite de oliva, siempre virgen extra, si es posible, en ayunas, ya que actúa como lubricante.
  • Beber suficiente agua: es importante hidratarnos adecuadamente para evitar el estreñimiento. Aunque las cantidades están siendo puestas en duda últimamente, se estima que debemos tomar aproximadamente 1,5 litros de agua al día. Esta cantidad puede cambiar dependiendo de la cantidad de verduras y frutas que comamos (ricas en agua), de si tomamos infusiones, zumo o, Dios no lo quiera, refrescos (que son una auténtica bomba para nuestro organismo por lo que que hay que evitarlos todo lo posible).
  • Semillas de chia o de lino: Su alto contenido en mucílagos convierten a estas dos semillas en dos estupendos remedios naturales para evitar el estreñimiento. Se pueden añadir a las comidas, ensaladas o al yogur. Sin embargo, al menos con las semillas de chía resulta conveniente dejarlas humedecer durante un tiempo en un vaso agua, hasta que vemos que la semilla se abre como una flor.
  • Realizar ejercicio físico de forma regular: Facilita el transito intestinal y además, nos ayuda a relajarnos, lo que es útil para prevenir el estreñimiento puesto que se considera que estar sometid@s a demasiada tensión puede ser una de sus causas.
  • Comer comidas fermentadas: las comidas con bacterias beneficiosas como yogur, tempeh, sauerkraut y miso, entre otras, son también adecuadas.
  • Postura adecuada: Una última recomendación, útil no solo en caso de estreñimiento, es colocarnos en el inodoro en la postura idónea, que no es la que se ha convertido en habitual. Es conveniente tener los pies casi a la altura de la cintura para que nuestros organos se coloquen de la forma adecuada. Una imagen vale más que mil palabras:

 postura idonea cagar

Si en lugar de padecer estreñimiento lo que se sufre es una diarrea, aquí encontraréis cómo las hojas de guayaba pueden ser un gran remedio para este desequilibrio.

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *