Remedios naturales para las infecciones urinarias

remedios naturales para las infecciones urinarias

Vamos hoy con algunos remedios naturales para las infecciones urinarias muy efectivos y sencillos de poner en práctica. Las infecciones urinarias son un problema bastante frecuente en las mujeres, debido a las características anatómicas de la región genital femenina y a sus variaciones hormonales. Así la aparición de cistitis, vaginitis o uretritis no es extraña, aumentado con los años y la disminución de los estrógenos que ocasionan que la capa interna de la uretra o la vejiga pierdan elasticidad y capacidad de producción de moco defensivo.

Remedios naturales para las infecciones urinarias

Algunos de los remedios naturales para las infecciones urinarias consisten en el mantenimiento de ciertos hábitos como realizar una higiene diaria y profunda de los genitales, utilizando prendas de algodón y evitando compartir las toallas destinadas a la higiene de esta zona. Es muy conveniente, además no abusar de antibióticos e intentar evitar el estrés, cuya relación con la infección de orina parece bastante directa.
Además, las mujeres que padecen regularmente infecciones urinarias es conveniente que orinen después de las relacciones sexuales.
Junto a estas rutinas generales, se pueden señalar algunos remedios naturales de gran eficacia para los momentos en que se presenten estas infecciones, que suelen venir anunciadas por síntomas como escozor al orinar, dolor en la región o ganas frecuentes de mear. Entre estos remedios naturales se pueden señalar:

  • Comer un buen número de cerezas o jugo de cerezas. Para preparar el jugo, calentamos al baño María medio kilo de cerezas con su rabo. Cuando estén blandas les quitamos los huesos y lo pasamos por un tamiz. A la pasta que obtenemos le podemos añadir una cucharada de miel y la guardamos en un recipiente hermético en el frigorífico. Podemos tomarlo dos o tres veces al día.
  • Comer un buen número de arándanos o jugo de arándanos, que reduce las molestias y combaten la infección gracias a su gran contenido en antioxidantes.
  • Zumo de platano y/o manzana, que podemos tomar dos veces al día.
  • Infusión de menta y tila. Preparamos la infusión con media cucharada de menta y otra media de tila. Se deja reposar alrededor de 10 minutos, la colamos y la tomamos 3 veces al día mientras los síntomas estén presentes.
  • Infusión de menta y tila. Preparamos la infusión con media cucharada de menta y otra media de tila. Se deja reposar alrededor de 10 minutos, la colamos y la tomamos 3 veces al día mientras los síntomas estén presentes.

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *