Remedios naturales para los problemas respiratorios: Inhalaciones

remedios naturales problemas respiratorios

El vapor de plantas medicinales es un fantástico remedio natural para los problemas respiratorios, como las narices tapadas u otros. El vapor abre los conductos nasales y los aceites volátiles de las plantas se inhalan, pasando a nuestra sangre.

Los vahos de hierbas han sido uno de los remedios tradicionales más utilizados para estos problemas respiratorios, con todo el sentido puesto que es dificil encontrar un remedio de esta eficacia sin ningún efecto adverso para nuestro organismo.

Paradójicamente, o no, en el punto cumbre de la aventura de progreso y destrucción que el ser humano ha emprendido en los últimos siglos, cuando parecía que las soluciones a todos nuestros problemas iban a llegar de la mano de hombres disfrazados con batas blancas en asépticos laboratorios o en elegantísimos trajes, repuntan los conocimientos ancestrales olvidados, muchos de ellos en manos de las mujeres de los linajes. Esto, por supuesto, a muchos hombres enfada. Y, ya se sabe, el que se enfada tiene dos problemas.

Remedios naturales para los problemas respiratorios: Inhalaciones

Para preparar las inhalaciones útiles para los problemas respiratorios vamos a necesitar:

  • Agua hirviendo
  • Una toalla
  • Aceites de esencias o un puñado de hierbas medicinales

Los aceites esenciales y las hierbas medicinales se utilizan de la misma forma, solo hay que tener en cuenta que los aceites esenciales son mucho más concentrados. También hay que tener en cuenta que las hierbas son frescas debemos utilizar el doble de cantidad que en caso de que ya estén secas.

Si disponemos de las HIERBAS MEDICINALES:

Cortamos entre 25 y 50 gramos de hierbas, las colocamos en un bol y añadimos entre medio litro y un litro de agua hirviendo. Cubrimos nuestra cabeza y el bol con una toalla de forma que escape al exterior la menor cantidad de vapor posible. Inhalamos estos vahos hasta un máximo de 5 minutos una o dos veces al día.

Si disponemos de ACEITES ESENCIALES:

Vertimos tres o cuatro gotas del aceite esencial y 600 ml de agua hirviendo. Inhalamos igual que en el caso anterior con hierbas pero no más de uno o dos minutos, en lugar de los cinco que indicábamos antes.

Generalmente las hierbas actúan sinérgicamente de tal manera que es mucho más eficaz para nuestra salud combinar varias que utilizarlas de una en una. Por otra parte, algunas personas que sufren fiebre del heno no soportan el vapor caliente por lo que no podrán servirse de estos remedios naturales.

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *