Remedios naturales para tener unos huesos fuertes

huesos-fuertes

A partir de determinada edad, de los 60 años pero, especialmente, de los 75, el riesgo de fracturas asociados a la osteoporosis es elevado. Por tanto, es importante mantener una buena salud ósea, dentro de lo posible. Para ello, os presento, como orientación, unos remedios naturales para tener unos huesos fuertes.

Estos remedios están presentes en la estupenda conferencia ofrecida por la Dra Olga Cuevas bajo el título La Osteoporosis no es una cuestión ni de Calcio ni de Lácteos, durante la X feria alimentación y salud que tuvo lugar en Balaguer (Lleida) los días 21 y 22 de Octubre 2017.

La siguiente lista es un resumen del contenido de la charla y se pueden encontrar, aproximadamente a la hora de exposición.

Remedios naturales para tener unos huesos fuertes

Dentro de estos remedios naturales para tener unos huesos fuertes encontramos algunas pautas negativas, que conviene evitar, y otras positivas, a potenciar.

Dentro de las negativas, podemos encontrar:

  • Eliminar alimentos procesados. Su alto contenido en azúcares añadidos y sal los hace especialmente perniciosos para la salud ósea, como vemos a continuación con un poco más de detalle.
  • Sal refinada. La sal aumenta la eliminación de calcio a través de la orina por lo que hay que reducirla en lo posible. Una de las mejores formas de llevar a cabo esto es, justamente, la indicada antes: eliminar los alimentos procesados.
  • Azúcares refinados. El azúcar disminuye la densidad ósea y aumenta el riesgo de fracturas.
  • Lácteos. Según indica la Dra Cuevas, hay múltiples estudios científicos recientes que indican que el consumo de lácteos no previene la osteoporosis y no existe ninguna relación entre el consumo de lácteos y las fracturas de cadera. Estamos pues ante un mito publicitario.
  • Estrés
  • Hábitos tóxicos. Determinados hábitos como son los del tabaquismo, consumo de alcohol o drogas y, en menor medida el café, son perjudiciales. Un estudio determinó que, por ejemplo, el consumo de más de 4 tazas de café al día aumenta en un 20% el riesgo de fracturas.
  • Sedentarismo. Se considera que la actividad física es clave para la salud ósea, pudiendo ser el sedentarismo habitual en las sociedades occidentales una de las principales causas del gran número de fracturas asociadas a la osteoporosis en nuestras sociedades.
  • Suplementos dietéticos. Según la Organización Mundial de la Salud los suplementos de calcio y vitamina D no evitan las fracturas de huesos relacionadas con la osteoporosis.

Dentro de las medidas que conviene seguir para tener unos huesos fuertes se puede destacar:

  • Alimentación natural. Las pautas indicadas en nuestro artículo sobre como estructurar una dieta sana son perfectamente válidas aquí. Conviene destacar la importancia de consumir bastantes verduras de hoja verde, hortalizas, semillas y frutos secos.
  • Proteínas. Hasta la fecha, los datos acumulados apuntan a un efecto adverso de las proteínas, en particular de origen animal (no vegetal), que podría contrarrestar el efecto positivo de la ingesta de calcio en el equilibrio cálcico. Sin embargo, la Dra Cuevas parece sugerir que recientes estudios ponen en duda este punto. En cualquier caso, no conviene descuidar la ingesta suficiente de proteinas, sobre todo en personas de edad avanzada, donde pueden darse casos de dietas inadecuadas en este sentido.
  • Buena digestión. La asimilación de los nutrientes fundamentales para la salud de los huesos es clave. Algunos padecimientos importantes del sístema digestivo como celiaquía, colitis ulcerosa, enfermedad de Crohn suelen conllevar menor densidad ósea.
  • Actividad física. Existen pruebas convincentes de que la actividad física, en particular aquella que mantiene o incrementa la potencia muscular, la coordinación y el equilibrio como determinantes importantes de la propensión a las caídas, es beneficiosa para prevenir las fracturas osteoporóticas. Además, una actividad regular de levantamiento de pesos a lo largo de toda la vida, especialmente de forma vigorosa y con participación de los huesos, aumenta la masa ósea máxima durante la juventud y ayuda a conservar la masa ósea más adelante en la vida. Otras actividades como el Thai-Chi o el Chi-Kung son también muy recomendables.
  • Sol. La vitamina D es fundamental para la salud ósea. Por ello, es clave tomar el sol abundantemente. Hay que tener en cuenta que las cremas solares impiden la síntesis de la vitamina D, por lo que es mejor tomar el sol en las horas del día de menor intensidad y prescindir de las cremas solares. Conviene cambiar algunos hábitos arraigados relacionados con la exposición al sol.

Fuente vídeo: Mindalia Televisión

Artículos relacionados

Otros Artículos Relacionados

Deja un Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.