Remedios naturales para tratar las infecciones de orina

 infeccion orina mujer

Las infecciones de orina son bastante habituales en las mujeres aunque también las pueden padecer los hombres. Normalmente con un poco de atención, por ejemplo, utilizando los remedios naturales que se indican a continuación, no se suelen complicar si bien, a veces, la infección puede extenderse e, incluso, causar una lesión renal.

Las infecciones urinarias pueden afectar a varias partes del tracto urinario, recibiendo diferentes nombres (cistitis, utetritis, prostatitis o pielonefritis).

Entre los síntomas habituales se encuentran el dolor al orinar, la necesidad de orinar muchas veces o la urgencia de hacerlo. En ocasiones, puede aparecer fiebre (lo que hace sospechar de la existencia de pielonefritis o prostatitis) y la orina presentar sangre o tener mal olor y color turbio.

En presencia de estos síntomas es conveniente acudir al médico para recibir un diagnóstico y tratamiento farmacológico (antibióticos), si procede. Además, algunos remedios naturales y hábitos ayudan a combatir y prevenir estas infecciones.

Remedios naturales para tratar las infecciones de orina

Algunos de los remedios naturales a nuestra disposición para tratar las infecciones de orina son los siguientes:

Alimentos

Arándanos rojos: Ya habíamos visto en un artículo anterior la eficacia de los arándanos rojos para tratar la cistitis. Se pueden comer los arándanos frescos pero también son muy eficaces el jugo (mejor que sea natural y sin azúcares añadidos) o los preparados que se pueden encontrar en parafarmacias o herbolarios. Si somos propensas a padecer infecciones urinarias puede ser conveniente incluir de forma regular, dos o tres veces por semana, los arándanos rojos o las grosellas entre la fruta que consumimos. Sin embargo, es importante indicar que no se deben tomar arándanos rojos si tenemos antecedentes familiares de cálculos renales.

Ajos y cebollas: Son considerados los mejores anitbióticos naturales por lo que son muy interesantes en caso de padecer una infección de orina. Además, son diuréticos, lo que favorece la recuperación de la infección si bebemos el agua suficiente, como es conveniente en estos casos.

Probióticos: Tanto el yogur como el kéfir o la leche fermentada, el chucrut o la sopa de miso ayudan a mantener sana la flora intestinal lo que contribuye a mantener en buen estado el sistema inmunitario y evitar las infecciones.

Frutas y verduras: un consumo elevado de frutas y verduras contribuye a mantener un buen estado de salud.

Plantas medicinales

Equinácea: La equinácea es una planta originaria de Norteamérica muy conocida por reforzar el sistema inmunitario y por ser un antibiótico natural. Por tanto, por una parte aumenta la resistencia a los microorganismos como bacterias y virus, y por otro, ayuda a combartirlos. Se puede utilizar para prevenir y como ayuda al tratamiento, siempre que de acuerdo con les especialistas.

Gayuba: La bacteria Escherichia coli es responsable de numerosas cistitis. Algunas plantas medicinales, como la gayuba, son muy efectivas contra ella. Por tanto, la gayuba en infusión o en comprimidos es muy eficaz para tratar las infecciones y otras dolencias del aparato urinario.

Vara de oro: La vara de oro es un excelente diurético que, además, tiene propiedades antisépticas y antiinflamatorias del aparato urinario, por lo que también es un gran remedio para tratar las infecciones de orina.

Medidas generales

Como medidas generales para prevenir las infecciones urológicas se puede indicar:

  • Beber abundante líquido (mejor agua) diariamente, evitando consumo de alcohol o cafeína.
  • Mantener una adecuada higiene genital. En caso de infección, conviene usar jabones de higiene íntima con pH ácido.
  • No utilizar productos que contengan perfumes en el área genital.
  • Orinar antes y después de la actividad sexual.
  • Evitar retener de forma prolongada la orina.
  • Lavar el área genital antes de mantener relaciones sexuales.
  • Limpiar el ano desde delante hacia atrás después de usar el baño para evitar que las bacterias intestinales colonicen el sistema urinario.
  • Usar ropa interior de algodón o transpirable, cambiándola, al menos, una vez al día.
  • Evitar los pantalones ajustados y las prendas apretadas que propicien calor y humedad.

 

Artículos relacionados