Remedios naturales para el olor de pies

Quién no lo haya sufrido no sabe la suerte que tiene. Hay ocasiones, con fortuna serán pocas, en que nos quitamos los zapatos o las zapatillas y, de repente, un olor llegado del averno, un mal olor inconcebible, de una profundidad inaudita, penetrante, inunda la habitación en que estamos y amenaza con extenderse a todos los rincones del planeta a velocidad sónica mientras una profunda vergüenza y perplejidad nos invade.

Leer Más