Ventajas de cocinar los alimentos

ventajas de cocinar los alimentos

Cocinar los alimentos es considerado uno de los principales avances culturales llevados a cabo por el ser humano en su periplo en el tiempo. Y así parece, en gran medida, puesto que nos permitió incorporar a nuestra dieta una mayor variedad de alimentos, a la par que se iba desarrollando las diferentes cocinas propias de cada cultura y que tanto placer y orgullo nos han traído.

Sin embargo, como todo, tiene un reverso tenebroso, que viene dado por el mal uso que se le puede dar una técnica de esta trascendencia. Cocinar alimentos tiene sus ventajas y puede acarrear sus perjuicios, dependiendo de la forma de cocinar y de los alimentos que decidamos cocinar.

Nos centramos hoy en las ventajas del cocinado, en la próxima entrada iré con las desventajas.

Ventajas de cocinar los alimentos

Al cocinar los alimentos se producen algunas transformaciones en ellos que resultan favorables para nuestra salud:

Algunos alimentos son más digeribles cocinados que crudos.

Hace que los alimentos tengan mejor sabor, olor y textura, haciéndolos más atractivos. Esto puede considerarse una ventaja casi tanto como una desventaja.

El calor destruye los gérmenes patógenos que pudieran encontrarse en algunos alimentos, por lo que son más seguros de comer desde el punto de vista microbiológico. Esto es especialmente importante en el caso de la carne y el pescado, cuyo consumo crudo puede acarrearnos algunos problemas graves.

Inactiva sustancias tóxicas presentes en algunos alimentos:

  •  Inhibidores de las proteasas, lecitinas y hemaglutininas que se encuentran en algunas legumbres como la soja.
  •  Solelina de las patatas y berenjenas no bien maduras.
  • Ácido cianhídrico de la mandioca.

Aquí podéis encontrar la entrada más completa que he redactado sobre el efecto del cocinado en los diferentes grupos de alimentos pero a modo de resumen podemos quedarnos con estas conclusiones:

PESCADO Y CARNE, salvo que estemos completamente seguros de que están libres de gérmenes, conviene no comerlos crudos. Por otra parte, como explico en las formas de cocinar los alimentos, es muy importante que carne y pescado no se preparen de forma que se alcancen temperaturas muy elevadas puesto que se suelen formar, en ese caso, sustancias cancerígenas en ellos.

CEREALES Y LEGUMBRES SECAS se deben consumir cocinados.

PATATAS, BERENJENAS Y MANDIOCA no conviene comerlas crudas.

Otros Remedios Naturales