Zumo de granada, remedio natural para la tensión alta o hipertensión

hipertension

Buscando remedios naturales para un problema de salud tan habitual como la tensión alta (conocida como hipertensión) acudí al Vademecum de prescripción de fitoterapia, compuesto por Bernat Vanaclocha y Salvador Cañigueral. En él aparece un remedio natural muy interesante, el zumo de granada.

Este Vademecum es uno de los manuales de referencia sugeridos por la Sociedad Española de Fitoterapia (SEFIT) y se puede considerar, con toda justicia, como una fuente rigurosa en el campo de las plantas medicinales. Todas las propiedades asociadas a cada planta que señalan vienen avaladas por sus correspondientes estudios científicos.

Como dato de interés se puede añadir que el granado, árbol del que se obtienen las granadas, como es bien sabido, es un árbol que proporciona otros componentes de interés medicinal. Tal es así, que la Organización Mundial de la Salud le dedica dos entradas en su cuarto volumen de monografías, a la corteza del árbol y de los frutos.

zumo-de-granada

Zumo de granada, remedio natural para la tensión alta o hipertensión

En lo que se refiere a la granada numerosos estudios en los últimos años la han venido señalando como una fruta muy interesante para la protección del sistema cardiovascular. Entre las propiedades que se han descubierto destacan su papel para reducir el colesterol LDL, el desarrollo de la ateroesclerosis, para la pérdida de peso o, como vamos a ver hoy, para la tensión alta.

El mecanismo por el cual el zumo de granada es un buen remedio natural para la hipertensión se podría resumir de forma sencilla y clara de la siguiente manera: el zumo de granada posee compuestos que inhiben la actividad de una enzima fundamental para la formación de una molécula que reduce el tamaño de los vasos sanguíneos.

Esta enzima es la ACE, enzima convertidora de angiotensina. La ECA es producida por varios tejidos corporales tan diversos como el sistema nervioso central, riñónes y pulmón. Convierte la angiotensina I en angiotensina II. La angiotensina II es un potente agente vasoconstrictor, lo que provoca que se eleve la resistencia vascular periférica y, por ende, aumente la tensión arterial.

Estudio in vitro mostraron una reducción del 31% de la activida ACE en sangre con zumo de granada. Un reciente estudio en personas con hipertensión, que consumieron durante 2 semanas zumo de granada, mostró una reducción en la presión sistólica del grupo. Este descenso de la tensión arterial se asoció a la reducción significativa del 36% de la actividad de la ACE sérica.

Paralelamente, no se han descrito ni efectos secundarios ni contraindicaciones asociadas al consumo de zumo de granada.

Por tanto, parece que el zumo de granada se postula como un gran remedio natural para reducir la hipertensión.

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *